Termine el día bien informado con las 5 de Caracol Las noticias más importantes del día en Caracol Radio

Testigos denuncian corrupción en el interior de la Oficina de Protección de la Fiscalía

Irregularidades administrativas que van desde peleas, venta y consumo de drogas en hoteles alquilados para los protegidos hasta sobrecostos en los arriendo, entre otros, afectan a la Oficina encargada de proteger a más de 1700 testigos para investigar 500 procesos judiciales. Hay funcionarios involucrados.

Caracol Radio conoció una verdadera 'olla' de corrupción al interior de la Oficina de Protección a Víctimas y Testigos, un programa que alberga a 1700 personas con sus respectivas familias para investigar en 500 casos. Aunque la mayoría de hechos ocurrieron en la época del ex fiscal general, Guillermo Mendoza Diago, varios funcionarios implicados aún continúan en esa dependencia. Lo que encontramos incluye todo tipo de irregularidades en una oficina que el año pasado se gastó 21 mil millones de pesos y ya provocó la declaratoria en insubsistencia en marzo de su entonces director Carlos Fidel Villamil. La oficina presenta irregularidades administrativas que van desde peleas, venta y consumo de drogas en hoteles alquilados para los protegidos hasta sobrecostos en los arriendos y la utilización de algunas sedes para Villamil y sus asesores. Justamente este último es uno de los temas más comprometedores que investiga la Fiscalía debido a que se ha establecido un desfalco que superaría los 5 mil millones de pesos. Uno de los testigos en este caso, a quien llamaremos Carlos para proteger su identidad, reveló los nombres de varias personas que estarían implicadas en este escándalo que incluso, en algunos casos, aún continúan en esa oficina. "Como le dije anteriormente, apartamentos de estrato 3 donde colocaban en el contrato de arrendamiento unas cuotas de 350 mil o 400 mil pesos, cuando es de conocimiento público que eso no supera los 100 mil pesos o 150 mil pesos. En cuanto a lo de los vehículos que utilizaba el señor Villamil con su asesor Michael Oyola, y en la contratación, específicamente donde estaba involucrada Diana Otálora", dijo

Este testigo igualmente corrobora las revelaciones hechas en su momento por Caracol Radio con respecto a la extraña desaparición de electrodomésticos, ropa y diferentes elementos donados por la Dian para los protegidos, y que ascendieron a 454 millones de pesos

"Y si se extraviaron unas donaciones que había dado la Dian, donde había electrodomésticos y ropa de marca, nunca se supo que pasó, eso se desapreció", comentó

Otro capítulo tiene que ver con la caja menor de esa oficina, caracterizada por la escasez en los controles de gastos. Allí hubo un desfalco superior a los 100 millones de pesos por medio de cobros que se hicieron dos veces por conceptos de traslados y compras varias. Otra persona que es funcionario actual y testigo en esta investigación, a quien identificaremos como María, cuenta en detalle sobre cómo se hicieron estos 'recobros'

"Se presentaron legalizaciones con copias dentro de los reembolsos, básicamente eso, se daban reembolsos, en un cierto número, dos legalizaciones. El desfalco fue de más de 100 millones de pesos", afirmó

Como si esto fuera poco, algunos testigos en procesos de connotación, como los homicidios de los jóvenes Mateo Matamala y Margarita Gómez a comienzos de este año en Córdoba, denunciaron que en los hoteles donde se hospedan, por ejemplo en Bucaramanga, se han presentado peleas entre los protegidos, falta de atención médica y mala alimentación

"En Bucaramanga conocí una muchacha que llegó al programa con una niña de 12 días de nacida, a esa muchacha le dio mastitis en un seno, ella demoró un tiempo con esa mastitis, la llevaban y nunca le hacían nada. Aparte de eso había un muchacho, también en Bucaramanga, al cual lo intentaron matar en el restaurante donde comíamos, a él lo intentó matar otro protegido", relató

Pero el problema en los hoteles no se queda allí. Durante los últimos meses también habría ocurrido una sobrefacturación en la que se vieron beneficiados los arrendatarios de esos hoteles y funcionarios como Francisco Valencia, tal como lo cuenta otro funcionario de la Oficina a quien llamaremos Cesar. "Y ahí llegó en posición el señor Francisco Valencia, que era prácticamente el director del Programa porque era el que hacia todo: era el que contrataba, era el que reubicaba, era el que entregaba dineros, era el que movía los testigos, era el que hacia todo ese señor Valencia era el que coordinaba el programa porque se hacía lo que él dijera", señaló

Precisamente por los múltiples inconvenientes que se han tenido en los hoteles, el actual director de la Oficina de Protección a Víctimas y Testigos, Harold Raúl Padilla, se comprometió a terminar con los contratos de arrendamiento con estos sitios antes de finalizar este mes

 "Desde que yo llegué estoy haciendo un esfuerzo inmenso por acabar con los hoteles. Hoy quedan muy pocas personas en hoteles, ese no es un procedimiento fácil”, manifestó

Estos son sólo algunos de los más graves hechos de corrupción administrativa que se han registrado en esta Oficina, sin embargo también se investigan las supuestas 'vacunas' que estaría cobrando un mando medio a funcionarios que son enviados a comisión hacia otras ciudades, el contrato que se tiene con un médico particular residente en Bogotá y que es el único encargado de hacer los exámenes de ingreso y egreso de los protegidos a nivel nacional, y también lo que ocurrió con una insubsistencia que le habría decretado Mendoza Diago a Villamil a finales del año pasado y que extrañamente, fue revocada.

Cargando