Escuche ahora

Las Voces del Secuestro

Herbin Hoyos


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Tecnología

Colombia es el segundo país de Latinoamérica con troyanos bancarios

Una de las modalidades más comunes de los ciberdelicuentes para obtener beneficios económicos es el robo de datos de las cuentas bancarias de los usuarios que usan internet para realizar sus transacciones. Conozca cómo operan estos troyanos y cómo evitar convertirse en una víctima de ellos.

Una de las modalidades más comunes de los ciberdelicuentes para obtener beneficios económicos es el robo de datos de las cuentas bancarias de los usuarios que usan internet para realizar sus transacciones. Conozca cómo operan estos troyanos y cómo evitar convertirse en una víctima de ellos

Según Andrés Valcárcel, gerente de Eset Frontech, el método que se utiliza para cometer estos fraudes es la ingeniería social, es decir, los delincuentes se hacen pasar por bancos o personas legítimas para obtener información confidencial. Para esto, ellos suplantan total o parcialmente la página de una entidad o pueden capturar imágenes o videos de las acciones que realiza el usuario para ingresar sus datos. Del total de troyanos bancarios presentes en Latinoamérica, Colombia es responsable del 2,30%. Brasil ocupa el primer lugar con un 5,99%, el tercero es México con 1.73% y le siguen Ecuador (1.72%), Guatemala (1.50%), Chile (1.35%), Argentina (1.13%) y Perú (0.62%). Valcárcel sostiene que esta situación no se presenta sólo a través de la red: los teléfonos también son usados con estos fines. Es así como los usuario pueden recibir la llamada de la supuesta entidad bancaria informándole que su contraseña puede estar corriendo peligro y pidiéndole el cambio de la misma. Además, en este caso, el delincuente le da advertencias de seguridad al usuario para que no sienta desconfianza

Se recomienda que los usuarios recuerden que ningún banco tiene por qué pedir sus datos por internet o por teléfono, sin razón aparente, y que si les llega algún correo electrónico que los dirige a la página de la entidad, no usen ese enlace, sino que ingresen directamente desde su navegador. Además, no es aconsejable realizar importantes transacciones desde computadores públicos. Así mismo, no sobra tener el antivirus actualizado.