¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Nueva secretaria general de la Fiscalía salió de la Uiaf en medio de investigación disciplinaria

Una investigación revelada por El Espectador da cuenta de la salida de Claudia Molano de la Uiaf en medio de una investigación por enviar información reservada a la Casa de Nariño

Una investigación revelada hoy por el diario El Espectador da cuenta de la polémica salida de la Unidad de Información y Análisis Financiero, por una investigación disciplinaria, de Claudia Patricia Molano, quien será la nueva secretaria general de Viviane Morales Hoyos, la fiscal general que se posesionará este miércoles 12 de enero. La polémica salida, según el periódico, data de comienzos de septiembre de 2010, cuando se constató en una revisión técnica de carácter informático en la Uiaf que entre el 3 de agosto y el 1° de septiembre, desde su correo electrónico institucional, la entonces asesora de la Dirección General, envió desde su correo institucional al ingeniero electrónico de Casa de Nariño, Joaquín Romero Herrera, 14 comunicaciones y documentos sobre asuntos internos de la entidad. Dichos documentos estaban relacionado con "La transparencia en la gestión de inteligencia financiera", en los que la ex asesora escribió que consideraba necesario presentar al Gobierno, por intermedio del secretario general Juan Carlos Pinzón, la evaluación, estrategias y acciones que deberían ser analizadas y tenidas en cuenta para que le permitan aumentar la transparencia de su gestión a fin de garantizar la integridad y continuidad de los servicio que ofrece la UIAF. La principal irregularidad tendría que ver con el envío de esta documentación, cuyo destinatario final Pinzón, sin consultar a su inmediato jefe, Fernando Niño, quien le notificó lo sucedido al ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry y posteriormente al Grupo de Control Interno Disciplinario, antes de entregar su cargo a Luis Edmundo Suárez

Claudia Patricia Molano llegó a la Uiaf bajo la dirección del hoy investigado por el escándalo de las 'chuzadas' Mario Aranguren y desde ese momento firmó un compromiso de confidencialidad que la obligaba a guardar la reserva de información del organismo y sólo dar a conocer documentos al director, sus superiores inmediatos y a aquellos funcionarios que por razón de sus labores debieran acceder a ellos.

Cargando