Escuche ahora

Lo más Caracol

Carlos Castro Arias


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Judicial

Diócesis de Quibdó denuncia asesinato de jóvenes en supuesta limpieza social

El Obispo de Quibdó advirtió sobre la grave situación que padecen los jóvenes de esa capital, donde las bandas criminales han emprendido acciones en su contra.

El Obispo de Quibdó, Monseñor Fidel León Cadavid, advirtió sobre la grave situación que padecen los jóvenes de esa capital, donde las bandas criminales han emprendido acciones en su contra, y denunció el asesinato de varios muchachos en una supuesta limpieza social

Según el Obispo Cadavid Marín, lo más inquietante es que ese exterminio de los jóvenes, especialmente de los barrios más empobrecidos de Quibdó viene ocurriendo hace varios meses con el silencio y la mirada cómplice de todos los estamentos sociales de Quibdó

Insistió en que la Iglesia no puede permitir que el asesinato, las amenazas y el desplazamiento forzado, a los cuales son sometidos los jóvenes, sean la forma para solucionar los problemas que les aquejan

El jerarca católico indicó que las amenazas y asesinatos comenzaron desde el pasado mes de abril, cuando un panfleto rodó por toda la ciudad amenazando a prostitutas, consumidores de alucinógenos, y viciosos. Según monseñor Cadavid Marín, las amenazas las vienen cumpliendo sin que hasta el momento las autoridades competentes hayan hecho un esfuerzo a fondo por investigar, por proteger, por cumplir con los procedimientos legales para esclarecer los hechos en los cuales los jóvenes han sido violentados

Uno de esos hechos fue el asesinato de un joven dentro de las instalaciones del Colegio Pedro Grau y Arola, una institución administrada por la Diócesis de Quibdó

El Colegio Pedro Grau Arola es una institución derivada del esfuerzo y la solidaridad de muchas agencias de cooperación internacional y del gobierno departamental, para ofrecer un servicio a la población desplazada, como una estrategia de prevención de la delincuencia juvenil. El prelado consideró que con ese homicidio, los criminales convirtieron un espacio humanitario para la protección de los derechos de la niñez y la juventud, en espacio para la muerte

Indicó que detrás de estos hechos de violencia están las bandas armadas, grupos dedicados al narcotráfico, la lucha por el control de zonas de producción y rutas de despacho de drogas al exterior, así como el microtráfico y el control de plazas, a semejanza de lo que hoy ocurre en otras regiones del país. El Obispo convocó a quienes se precian de ser ciudadanos de bien, para no se queden en el silencio, sumen esfuerzos, despierten sus conciencias y hagan algo para salvaguardar la vida de los jóvenes y agregó que si bien algunos de ellos por miles de causas y razones han caído en acciones delictivas que perturban la aparente paz, asesinarlos nos es la vía para resolver esta problemática

Aconsejó que se sumen esfuerzos para buscar salidas alternativas que logren generar unas condiciones de vida, que le proporcionen a los muchachos posibilidades para desarrollar sus capacidades y dar lo mejor de sí

Por último, Monseñor Cadavid Marín hizo un llamado a las autoridades civiles y militares a que investiguen los hechos, a que no queden en la impunidad todas estas muertes y a que se genere en medio de la política de seguridad democrática del Gobierno Colombiano, unas verdaderas garantías para proteger la vida de los jóvenes y sus familias