¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Obama dice tras encuentro con Uribe que en Estados Unidos 'ocho años de gobierno son suficientes'

El presidente de EE.UU. dijo tras un encuentro con el presidente Uribe que en su país, "ocho años de gobierno son suficientes", tras una pregunta sobre una eventual reelección.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo tras un encuentro con el presidente Alvaro Uribe que en su país, "ocho años de gobierno son suficientes", tras una pregunta sobre una eventual segunda reelección en Colombia

Luego de una hora y media de reunión entre el presidente Barack Obama y Álvaro Uribe, al ser preguntado por la prensa sobre su opinión de una segunda reelección en Colombia, Obama respondió que no depende de Estados Unidos tomar una posición al respecto, pero que en el caso de norteamérica “dos periodos son suficientes y tras ocho años, en EE. UU la gente quiere cambio"

Así mismo, indicó que si él consigue la reelección está seguro de que en su octavo año no tendría "una popularidad del 70 por ciento", como le ocurre a Uribe, y precisó que "lo importante" es que esos procesos se celebren "de manera legítima, que no se impongan desde arriba, que no se manipule o se altere el proceso electoral o se acallen las voces opositoras". Ante la posibilidad de una reforma constitucional en Colombia para un hipotético tercer mandato, el presidente Uribe aseguró a los medios que "las instituciones son completamente sólidas" . Según insistió Uribe, es necesario distinguir entre "el debate acerca de si un presidente debe permanecer un mandato más en el poder" y "la solidez de las instituciones colombianas". En el encuentro, además de la situación en Honduras, abordaron asuntos como el Tratado de Libre Comercio entre ambos países, que está pendiente de la ratificación en el Congreso de EE.UU, o la lucha contra el narcotráfico. Los dos mandatarios dedicaron buena parte de sus conversaciones en el Despacho Oval a tratar sobre el TLC, que Obama criticó cuando era candidato presidencial demócrata. Los demócratas en el Congreso de EE.UU. se resisten a ratificar el tratado al reclamar más garantías sobre la protección a los derechos humanos y a los sindicalistas en Colombia. En este sentido, el presidente estadounidense reconoció que "queda trabajo por hacer" pero se declaró "esperanzado" de que se pueda "avanzar hasta completar" la puesta en marcha del tratado, que su predecesor, George W. Bush, describió como "necesario" para la seguridad nacional de EE.UU. No obstante, Obama precisó que "la carga no recae únicamente en Colombia" y deben ser los dos países los que colaboren para "llegar a un lugar en el que sus respectivos legisladores estén convencidos de que el acuerdo beneficiará a los dos países". Uribe le ha dado garantías, declaró, de que quiere resolver las cuestiones en torno al respeto de los derechos humanos y le ha asegurado que "se han logrado grandes progresos". En el encuentro estuvieron presentes, además de los dos mandatarios, la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, y el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, James Jones. Por parte colombiana también participaron, entre otros, el canciller, Jaime Bermúdez y el ministro de Comercio, Luis Guillermo Plata

Cargando