Escuche ahora

La Ventana

Frank Solano


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

cerrar

Internacional

Brote de locura colectiva ataca a indígenas miskitos de Nicaragua

Los afectados son víctimas de convulsiones y visiones producidas por el mal conocido como "grisi siknis", en el que la gente comienza a alucinar y correr por las aldeas

Un brote de locura colectiva afecta a comunidades indígenas del Caribe norte de Nicaragua, que sufrieron los desastres causados por el huracán "Félix" el 4 de septiembre de 2007, informaron hoy autoridades de salud

El mal, que los nativos llaman "grisi siknis" (locura o histeria colectiva), ha atacado a 46 jóvenes de los municipios de Puerto Cabezas y Siuna, habitada en su mayoría por indígenas miskitos y mayagnas, en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), precisaron las fuentes

En Siuna, ubicado cerca de las riberas del río Coco, al noroeste de la frontera entre Nicaragua y Honduras, se reportaron una docena de jóvenes estudiantes con alucinaciones en estados de pánico desde hace dos días, declaró a la prensa el director del centro de salud local, Noel Espinoza

Los afectados estudian en el Instituto Nacional Tecnológico (Inatec) de esa localidad, donde suspendieron las clases a partir de hoy tras ese ataque de histeria colectiva

Mientras, en Puerto Cabezas se han reportado, en la última semana, 34 afectados con esa enfermedad, incluidos cuatro jóvenes entre 12 y 16 años de la escuela normal Gran Ducado de Luxemburgo que sufrieron desmayos y convulsiones, dijo, por su lado, Francisco Selva, director del Hospital Nuevo Amanecer, de esa ciudad

La fuente apuntó que ese es el segundo brote de histeria colectiva que ocurre en menos de una semana en Puerto Cabezas (Bilwi), capital del Caribe norte nicaragüense

El primero fue en el Colegio Moravo, donde se afectó a más de 30 alumnos, en su mayoría mujeres, añadió

Los afectados son víctimas de convulsiones y visiones producidas por el mal conocido como "grisi siknis", en el que la gente comienza a alucinar y correr desesperadamente por las aldeas con palos o machetes en mano, hasta que se desmayan y recuperan la conciencia sin recordar nada

El mal, que sólo afecta a los miskitos, es atribuido a maleficios a cargo de brujos o hechiceros, muy temidos en esa zona, una de las más pobres del país, para obligar a la gente a pagar cuantiosas sumas de dinero por la cura a cambio de salvar la vida a sus seres queridos

Los científicos consideran, sin embargo, que esa enfermedad es consecuencia de estados graves de desesperación causados por la extrema pobreza en que han vivido los indígenas miskitos del Caribe norte, situación que se agravó con el paso del huracán "Félix" en septiembre de 2007

En el 2003 también se registró un brote de locura colectiva en la población indígena de Raití, Caribe norte del país

En esa oportunidad el entonces ministro de Salud, José Antonio Alvarado, dijo a Efe que ese caso de locura colectiva no lo consideraba un tema médico, sino de personas convencidas de que estaban hechizadas y eran víctimas de la brujería

La enfermedad, tanto en el 2003 como ahora, es tratada con medicina natural.