Escuche ahora

Una voz en el camino

Ley Martin


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Economía

Comenzó 'amnistía' del Habeas Data para los morosos de la banca

Más de 6 millones 380 mil colombianos, usuarios de la banca, el comercio, la industria, los servicios y las cooperativas, se pueden beneficiar de la Ley de Habeas Data.

Más de seis millones 380 mil colombianos, usuarios de la banca, el comercio, la industria, del sector de los servicios y de las cooperativas, que se encuentran reportados como morosos en la Central de Información Financiera, CIFIN, se pueden beneficiar del "borrón y cuenta nueva" o de la llamada “amnistía” de la Ley de Habeas Data, reveló la Asociación Bancaria de Colombia. De hecho y sin necesidad de petición expresa de los usuarios, la aplicación de la "amnistía" comenzó el miércoles, al ser borrados de la lista de los morosos 172 mil 773 colombianos. Hacía más de un año que esas personas se habían puesto al día en sus obligaciones crediticias pero aún así figuraban en la lista de los morosos. La información que se suministra en adelante sobre ellos será exclusivamente positiva. Gradualmente, en el curso de las próximas semanas o un par de meses, según cada caso, un millón 355 mil personas que pagaron hace menos de un año sus créditos en mora, saldrán de manera automática de la lista El " nueva borrón y cuenta nueva" aplicará cuando se cumpla el año. La Asobancaria informó que cuatro millones 852 mil 304 personas que aparecen en la CIFIN como morosos, tienen igualmente la oportunidad de beneficiarse de los términos señalados en la Ley del Habeas Data si en los próximos seis meses pagan sus deudas o por otra vía arreglan sus obligaciones con los bancos. La presidenta de la Asociación Bancaria de Colombia, María Mercedes Cuellar dijo que el sistema está abierto a convenir acuerdos de pago y refinanciar o reestructurar obligaciones con los morosos. “La función del banco no es perseguir a la gente ni quedarse con bienes en dación de pago. En la medida en que una persona vaya a un banco y le proponga un arreglo, generalmente, si no es un arreglo absurdo, el banco se lo acepta porque le conviene no tener problemas con la gente", indicó la presidenta de la Asobancaria.