¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Ingrid Betancourt se aislará un año para escribir sobre su secuestro y reconstruirse

Ingrid Betancourt anunció su decisión de aislarse e iniciar una etapa de "reconstrucción personal" con su familia y "dar testimonio" por escrito de su secuestro

Ingrid Betancourt anunció su decisión de aislarse e iniciar una etapa de "reconstrucción personal" con su familia y "dar testimonio" por escrito del secuestro de más de seis años que vivió en manos de las FARC. "A partir de que me despida del presidente (Calderón) y de México me voy a reunir con mi familia y a empezar una etapa de mi vida que va a ser muy importante, de reconstrucción personal", añadió hoy en México, antes de mantener una reunión privada con el mandatario. "Creo que esta etapa va a durar un año, un poquito menos. Voy a hacer excepciones a este aislamiento y a estar muy pendiente de lo que suceda para mis compañeros ", apuntó Betancourt. La ex candidata presidencial fue liberada el pasado 2 de julio tras permanecer más de seis años en poder de esa guerrilla Betancourt hizo estas declaraciones en la biblioteca de la residencia del embajador de Francia en Ciudad de México, poco antes de celebrar un encuentro privado con el presidente Felipe Calderón, con el que culminará su visita de dos días a este país. Pese al anuncio, Betancourt dejó abierta la posibilidad de romper el "drástico ejercicio de disciplina personal" que está por iniciar para tratar de apoyar algunos casos de secuestro que existen. "Hay temas que me son sensibles: la libertad de Aung San Suu Kyi, en Birmania, la de Guilad Shalit, en la franja de Gaza, la libertad de mis hermanos, son temas que para mí son muy sensibles", advirtió. Se declaró partidaria de "escoger muy bien los momentos en que rompa ese retiro" y "dedicarlo única y exclusivamente a temas que tengan que ver con la liberación de secuestrados en el mundo". Sobre las posibilidades de volver a la vida política activa en algún momento, dijo que ello lo discutirá con su familia antes de tomar una decisión definitiva al respecto. En torno a la posibilidad de que haya una segunda reelección del presidente colombiano Alvaro Uribe, una probabilidad abierta tras la aprobación de la Cámara de Representantes de un referendo que la avalaría, llamó a reflexionar bien y a fondo el asunto. "Un tercer mandato de Uribe para unas FARC que no quieren hacer la paz, es decir, que no den señales de cambio en su posición frente al país, que piensen que el secuestro, el narcotráfico, son instrumentos válidos de acción revolucionaria (...), obviamente los debilita", agregó. Recordó que en algo más de una década, con varios gobiernos de distinta tendencia política, las FARC han persistido en su afán de no liberar a las cientos de personas que mantienen secuestradas, lo que no dependerá "de una reelección de Uribe o de un cambio de Gobierno". Sin embargo, vaticinó que la cuestión implica un mayor debilitamiento de la organización terrorista a menos de que "en los dos años que quedan antes de las próximas elecciones, (las FARC) cambien tanto su posición y finalmente hagan un proceso paz", apuntó. Además llamó a preguntarse si, en esa hipotética coyuntura, Uribe sería "el candidato de la guerra o de la paz". "Todavía hay mucho trecho que recorrer y nada está escrito", concluyó.

Cargando