Escuche ahora

Noticiero Caracol

Servicio Informativo


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Bogotá

Bogotá le recuerda a Managua que el meridiano 82 sigue como límite en el Caribe

El Gobierno de Colombia afirmó hoy que hará respetar el territorio nacional por la vía diplomática y "sin llegar a medidas extremas", en respuesta al decreto nicaragûense por el que se establece una zona especial de pesca en el mar Caribe.

El Gobierno de Colombia afirmó hoy que hará respetar el territorio nacional por la vía diplomática y "sin llegar a medidas extremas", en respuesta al decreto nicaragûense por el que se establece una zona especial de pesca en el mar Caribe. El ministro colombiano de Relaciones Exteriores, Fernando Araújo, dijo en declaraciones a Caracol Radio que el límite entre Colombia y Nicaragua en el mar Caribe sigue siendo el meridiano 82 y que la zona especial creada este miércoles por un decreto del presidente nicaragûense, Daniel Ortega, lo sobrepasa. "Frente a Colombia, todos sabemos que el meridiano 82 es la línea de límite marítimo que hemos reconocido ambos países durante muchos años", expresó Araújo. Sin embargo, en el caso de que Nicaragua no lo reconozca, "acudiremos a la diplomacia, como lo hemos hecho siempre" y, también, "continuaremos haciendo el ejercicio de soberanía que hemos hecho toda la vida, sin llegar a medidas extremas, naturalmente, pero sí haciendo respetar nuestro territorio", subrayó. El meridiano 82Según el decreto firmado la víspera por Ortega, la zona tiene alcance sobre 200 millas náuticas, lo que implica que sobrepasa el meridiano 82, que es el límite marítimo con Colombia establecido en el Tratado Esguerra-Bárcenas, de 1928. El Gobierno de Nicaragua ha desconocido este tratado y en 2001 recurrió a la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) con la pretensión de que se reconozca la soberanía sobre unos 50.000 kilómetros cuadrados en el Caribe, incluido el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, que es uno de los 32 departamentos colombianos. En una decisión previa, divulgada hace tres meses, la CIJ se declaró sin jurisdicción para revisar la soberanía sobre el territorio de ultramar, pero sí con competencia para establecer un nuevo límite marítimo.