¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

"Arrieros somos, forjadores de vida..." avanza por rutas montañosas de Antioquia y Caldas

Centenares de arrieros antioqueños, entre ellos trece mujeres, surcan las montañas, caminos veredales y carreteras paisas para llevar solidaridad a sus conciudadanos más pobres, y en particular a los desplazados por la violencia que hoy viven en la zona metropolitana del Aburrá

Por Luis Alberto Mogollón

Centenares de arrieros antioqueños, entre ellos trece mujeres, surcan las montañas, caminos veredales y carreteras paisas para llevar solidaridad a sus conciudadanos más pobres, y en particular a los desplazados por la violencia que hoy viven en la zona metropolitana del Aburrá.

Como antaño, los hombres y mujeres, acompañados de sus mulas de brega, transitan por veredas, corregimientos y municipios de las nueve subregiones antioqueños para recoger las donaciones de alimentos, vestuarios, y otros elementos que permitan hacer más digna y llevadera la vida de los desplazados y los más pobres.-

Sus colegas arrieros del departamento de Caldas les acompañan en este cometido, con el cual los muleros y muleras, con su gesto de paz y generosidad, se vinculan a la programación de Mayo, el mes por la vida, organizado por la Gobernación de Antioquia, con el aporte de la comunidad campesina.

Las nueve recuas partieron de distintos puntos para hacer una colorida concentración el próximo sábado, 19 de mayo, como cada año, en el Palacio de Exposiciones y convenciones de Medellín, en cuyos pabellones entregarán sus cargamentos a la Arquidiócesis de Medellín, escogida para la distribución de las donaciones.-

Los 640 arrieros inscritos este año para la ya tradicional jornada, Arrieros Somos, Forjadores de Vida, traerá en esta ocasión a trece mujeres, una de ellas, Judith Gómez, líder de la comitiva que se desplaza desde el norte de Antioquia, que partió de Toledo, y acogerá a otros de la misma subregión en un encuentro de hermandad en el municipio de Santa Rosa de Osos, para, desde allí, acometer los caminos hacia Entrerríos y luego a la zona metropolitana del Aburrá..

Una recua de mil 300 mulas llegará a Medellín el sábado con sus donaciones, desde Manizales, Aguadas y Arma, en territorio de Caldas, y los municipios antioqueños de Abejorral, en el suroeste; Caracolí, San Roque, y su corregimiento Providencia, en el nordeste, Toledo, en el norte, San Carlos en el oriente, La Pintada y Betulia, en el suroeste, Liborina, en el occidente.-

LAS ARRIERAS

Con todo el entusiasmo, la vitalidad, temple de carácter y la generosidad de las mujeres del campo, doña Judith Gómez dirige por los campos del norte de Antioquia una recua de 170 mulas y casi cien arrieros colegas suyos.

"Han sido momentos muy duros, pero aquí vamos camino a Santa Rosa, Entrerríos, Donmatías, hasta llegar el sábado a Medellín", le dijo a Caracol Radio la arriera desde las montañas del norte antioqueño, tras describir el bello paisaje que disfrutan mientras recogen las donaciones para llevar a los más pobres en la capital.-

Reconoció la gran generosidad y acogida de los campesinos y de las gentes de los corregimientos para entregar esas donaciones y la atención recibida por los arrieros en los campos y caminos transitados.-

La señor Gómez confesó que le gusta esto de la arriería, se siente bien de salud, como el resto de sus compañeros, es buena para cabalgar en su mula, le gusta el aguardientico y trae una recua sana y capaz de llegar sin problemas a Medellín.

El sábado, 19 de mayo, a las dos de la tarde, se concentrarán los arrieros con sus mil 300 mulas, en la glorieta urbana del Centro Comercial Sandiego, de Medellín, para entrar "en tierra derecha", en el Palacio de Exposiciones y Convenciones, la meta final con sus toneladas de generosidad.

Cargando