¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Termina secuestro del avión de Aires

Después de 4 horas de tensión, terminó pacíficamente el secuestro del avión de Aires HK 4030 con 24 pasajeros a bordo. Todos salieron ilesos y los secuestradores entregaron la aeronave. La mediación de una comisión negociadora permitió el feliz desenlace. El Consejo de Estado, informó que no se constató la existencia de la demanda contra la nación que manifestaba el secuestrador

El secuestro de un avión colombiano concluyó felizmente después de algo más de seis horas de tensión y tras la puesta en libertad de sus 25 ocupantes y la negociación entre delegados oficiales con los dos secuestradores.

Algunas fuentes oficiales admitieron desconocer detalles de la negociación con los dos secuestradores, el padre, en silla de ruedas, y su hijo, quienes decidieron cometer esa acción para exigir una indemnización tras una fallo del Consejo de Estado en su contra.

El avión de la compañía Aires, fue secuestrado cuando volaba entre Florencia, Neiva y Bogotá, ciudad en la que aterrizó, como demandaron los secuestradores, para iniciar las negociaciones.

Los dos secuestradores fueron sacados del avión e introducidos en un vehículo de bomberos.

El Gobierno formó una comisión negociadora, encabezada por Eduardo Mesa, fiscal de derechos humanos; Carlos Franco, de la oficina de Derechos Humanos de la Presidencia colombiana, y por un sacerdote no identificado.

También participaron los congresistas Carlos Moreno, independiente, y Gustavo Petro, de la izquierda, solicitados por los dos hombres que amenazaron a los pilotos con algunos explosivos.

Los dos secuestradores son habitantes de la zona conocida como Playa Rica, cercana al municipio de Valparaíso, en el departamento sureño y selvático del Caquetá, del que Florencia es capital.

Hace 14 años, Porfirio Ramírez Aldana resultó herido y quedó inválido, durante un registro de la fuerza pública en su casa, cuando se desató un tiroteo.

Desde entonces demandó al Estado, pero el fallo de la semana pasada en su contra impide que sea indemnizado y, al parecer, decidió junto a su hijo Businhauer Ramírez Reynoso, el secuestro para llamar la atención.

Nueve pasajeros, entre ellos mujeres y niños, fueron los primeros en salir del aparato, cuando éste aterrizó en el aeropuerto de "Catam", vecino a "Eldorado", de la capital colombiana.

Poco después, los dos secuestradores permitieron bajar del avión a otro grupo de pasajeros y sólo permanecieron en el interior ellos y los pilotos, así como los integrantes de la comisión negociadora.

Entre el pasaje figuraban los congresistas Reynaldo Duque González, secretario de la comisión de acusación de la Cámara de Representantes, y Luis Antonio Serrano Morales.

Testimonios del secuestro

En exclusiva para Caracol Radio desde el interior del avión secuestrado, el secretario de la Comisión de Acusaciones de la Cámara, Reynaldo Duque González, narró lo que vivieron los pasajeros en el momento del secuestro. "Estamos tranquilos y confiando en Dios todo va a a salir bien. Nos toca tener mucho cuidado con la situación de seguridad, por eso no puedo hablar mucho. Estamos en la parte de atrás del avión. No sabemos a quién pertenecen los secuestradores porque no se identificaron".

Por su parte Ludivia Bermeo, pasajera del avión de Aires aseguró en primicia a Caracol, que en ningún momento los pasajeros tuvieron comunicación con los secuestradores, sino que todas las órdenes se dieron a través de los tripulantes, quienes se encargaron de tranquilizar todo el tiempo a los pasajeros.

"En plena mitad del vuelo estas personas le dijeron a las azafatas que necesitaban a un cura y que ellos llevaban una bomba y que si no hacían caso la hacían explotar. Los pasajeros nunca vimos el artefacto", añadió.

¿Por qué lo secuestraron?

Unidades de la Fiscalía General de la Nación allanaron la residencia de Porfidio Ramírez en la ciudad de Florencia donde fueron encontrados planos de la aeronave, lo que hace suponer que el secuestro fue planeado hace más de un mes.

Según se ha podido establecer Porfidio Ramírez secuestró en avión para protestar por un fallo del Consejo de Estado que le negó una indemnización por heridas causadas por miembros de la Policía en 1991 cuando el juez 96 de instrución penal militar militar ordenó un allanamiento en sui casa ubicada en Playa Rica, departamento de Caquetá.

Las autoridades han reportado que Porfirio Ramírez no fue requisado al momento de abordar el avión ya que este se encontraba en una silla de ruedas lo que le permitió burlar todos los controles de seguridad.

No se encontró la demanda que manifestaba el secuestrador del avión de Aires

La presidenta de la sección tercera del Consejo de Estado, Ruth Estella Correa, informó que no se constató la existencia de la demanda contra la nación que manifestaba el secuestrador del avión de Aires Porfirio Ramírez Aldana.

En diálogo con Caracol Radio, la magistrada calificó como "grave" este hecho que alteró el orden público, pero admitió que desde 1.991 centenares de procesos por indemnización han pasado por esta corporación judicial.

Agregó que la situación de la sección tercera "es caótica", porque tienen diez mil procesos pendientes para fallo, y en promedio las sentencias se conocen 14 o 16 años después de registrados los hechos que motivaron la demanda.

Ruth Estella Correa, explicó que en una labor "titánica" este año se han fallado mil sentencias, sin embargo fueron repartidos entre los cinco magistrados dos mil doscientos nuevos procesos.

La presidenta de la sección tercera del Consejo de Estado, propuso que a través del Congreso se tramite un proyecto para promover la conciliación directa entre la nación y los colombianos víctimas de los errores o los abusos de los organismos oficiales.

Sugirió además que se debe garantizar el presupuesto para garantizar el pago de las indemnización, en procesos de conciliación, lo que aliviaría la congestión judicial que afecta al Consejo de Estado.

La ACDAC cuestiona medidas de seguridad aérea en Colombia

Un llamado de alerta lanzó la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles al advertir que el país carece de medidas especiales preventivas contra el secuestro de aeronaves como el ocurrido con el avión de la empresa Aires.

El presidente de la ACDAC, capitán Alberto Padilla, dijo que este secuestro deja claro que el país no tiene unas medidas especiales de seguridad aérea, porque si se tiene en cuenta que Florencia, de donde procedía la aeronave, es una zona de alto riesgo, donde debía intensificarse mucho más las medidas de seguridad.

El capitán calificó el secuestro como un hecho lamentable, que se da en medio de un gran debate nacional sobre seguridad aérea.

Afirmó que se debe implementar una política de seguridad aérea nueva y no seguir trabajando con políticas de las administraciones anteriores.

Dijo que se deben extremar las medidas de seguridad aérea en el país para evitar que se sigan registrando accidentes y secuestros

Listado de pasajeros que iban en el avión

Pedro Nel Barragán

James Vivas

Diego Holguin

Pablo Rico

Hugo Casallas

Gabriel Peña

Javier Changano

Ludimia Bermeo

Daniel Barrios

Tancredi Fajardo

Diana Bravo

José Alvarez

Luis Antonio Serrano (Congresista)

Floralba Lozada

Osinnaguer Ramírez

Reynaldo Duque (Congresista)

Luis Porfirio Ramirez

Stefanía Núñez

Liliana Díez (Gerente Regional Aires)

El avión

El avión secuestrado es de fabricación canadiense marca Bombardier con capacidad máxima de 50 pasajeros. Tiene una autonomía de vuelo de 5 horas y alcanza una velocidad máxima 500 kilometros/hora. Usualmente es utilizado para viajes regionales.

Secuestros aéreos recientes en Colombia

El 15 de septiembre de 2000 un guerrillero de las FARC, Arnubio Ramos, secuestró otro avión de Aires en el que era llevado a un declaración judicial.

Esta vez, el avión fue desviado a San Vicente del Caguán (Caquetá), sede de las negociaciones que la administración de Pastrana celebraba con las FARC, y allí el guerrillero fue protegido por ese grupo insurgente.

En febrero de 2002 guerrilleros de las FARC secuestraron un avión de la misma empresa en Neiva, capital del Huila, en el que viajaban, entre otros pasajeros, el congresista Jorge Eduardo Gechem, quien sigue cautivo.

Por este hecho el entonces presidente, Andrés Pastrana, canceló las negociaciones que celebraba con ese grupo.

Cargando