Escuche ahora

Radio en directo

Caracol Radio


Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Nacional

Asesinados dos sacerdotes y dos civiles en Norte de Santander

Un campero en el que se movilizaban dos sacerdotes de Ocaña en Norte de Santander, cayó en un campo minado y luego los religiosos, que iban acompañados por dos civiles, fueron acribillados por guerilleros de las Farc. El hecho se registró en la vía que comunica a Convención con Teorama.

Las Farc asesinaron a los sacerdotes Ramón Mora y Vicente Rozo y dos civiles que los acompañaban en el municipio de Teorama en Norte de Santander.

según las autoridades, los sacerdotes católicos se movilizaban en un vehículo en compañía de dos obreros que realizaban trabajos en la iglesia de la población cuando cayeron en un campo minado.

Las versiones aseguran que los guerrilleros les propinaron tiros de gracia en el sitio, ubicado en la via Convención -Teorama.

El comandante de la Policía en Norte de Santander, José Humberto Henao, explicó que "presuntos subversivos del Frente 33 de las FARC asesinaron a los dos sacerdotes y a dos albañiles en esa vía, exactamente en el sitio denominado El Diviso.

Agregó que: "les dispararon desde el cerro sin mediar palabra. Los acribillaron. Estos padres no tenían ninguna amenaza y, por el contrario eran muy queridos por la población. Los albañiles eran personas que habían contratado recientemente para que hicieran unas mejoras en algunas localidades".

Entre tanto, el secretario general de la Conferencia Episcopal, monseñor Fabián Marulanda, calificó como un crimen atroz el hecho, que no se compadece con la labor pastoral que venían desarrollando los clérigos en la región de Ocaña en Norte de Santander.

Los sacerdotes Vicente Rozo Bayona de 49 años y Ramón Emilio Mora de 60, fueron acribillados, según las autoridades por las farc, junto con otras dos personas en momentos en que se desplazaban en un vehículo, entre Convención y la localidad de Teorama.

Monseñor Marulanda dijo que las autoridades tratan de establecer si los sacerdotes fueron asesinados por equivocación de los guerrilleros que esperaban un vehículo que transportaría a varios paramilitares o si los religiosos fueron engañados por los insurgentes para que se desplazaran hacia ese lugar con el propósito de hablar sobre los problemas de la región y allí fueron asesinados.

Las autoridades tambien estudian la versión de algunos pobladores de la población de Teorama, quienes admiten que las farc, habían amenazado de muerte a quienes trabajaran en la construcción de la estación de la policia, como los dos acompañantes de los sacerdotes quienes se desempeñaban como contratista y albañil de la obra.