¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Satisfactoriamente se recuperan los 5 heridos de Puerto Rico, Caquetá

El municipio de Puerto Rico amaneció este miércoles sumido en el dolor y el miedo tras el asesinato de cuatro concejales y el secretario de la corporación, atacados a plena luz del día y durante la sesión a la que asistían 14 personas, en hechos atribuidos a las FARC. El alcalde Jorge Hernándo Calderón aseguró que el ataque se presentó a pocos metro de una estación de policía, sin que hubiera reacción de la fuerza pública

Por buen camino marcha la recuperación de los cinco heridos que dejó el ataque violento a la sede del Concejo del municipio de Puerto Rico, en el departamento del Caquetá, según el reporte del hospital María Inmaculada de la ciudad de Florencia.

En este centro de atención se encuentran el concejal Jhon Ferney Rosales, quien presenta fractura molar y el agente de la policía, Giovani Chipantaqui, con fractura en hombro.

Los otros tres pacientes provenientes de Puerto Rico, fueron remitidos Neiva y Bogotá.

Sobrevivientes de la masacre, narraron los hechos

El municipio de Puerto Rico, Caquetá, amaneció este miércoles sumido en el dolor y el miedo tras el asesinato de cuatro concejales y el secretario de la corporación, atacados a plena luz del día y durante la sesión a la que asistían en total 14 personas, en hechos atribuidos inicialmente a la guerrilla de las FARC.

Uno de los sobrevivientes, el concejal Wilmer Lizcano Torres, en diálogo con Caracol Radio, narró cómo se salvó milagrosamente de morir en el ataque junto con su pequeño hijo de seis años que lo acompañaba en el lugar.

Recordó que hacía poco habían iniciado la sesión en un recinto improvisado, por cuanto el del concejo se halla destruido desde un ataque de las FARC perpetrado años atrás.

Contó que eran entre 15 y 30 hombres, fuertemente armados que se bajaron de una camioneta, luego de tumbar una valla y abrieron fuego indiscriminado contra los asistentes a la sesión que abordaban los temas de presupuesto y plan de desarrollo.

"Todo fue demasiado rápido. Mi hijo estaba al otro lado de la calle jugando y cuando empezaron a disparar el niño salió corriendo , atravesó la calle y yo lo abracé para protegerlo con mi cuerpo de las balas que salían de todas partes" , contó el concejal Wilmer Lizcano Torres.

"Luego , corrimos hacia el patio ; otros de mis compañeros estaban en el suelo o se caían en la carrera...Entonces yo me subí al muro y salté la tapia pero no alcancé a agarrar a mi hijo...Me dicen que otro concejal , que después murió corrió hasta el niño, lo alzó y me lo alcanzó...Yo lo recibí, lo pasé la tapia y así es como logré salvarnos sin un solo rasguño" , agregó.

Los concejales de Puerto Rico , Caquetá estaban amenazados desde que asumieron sus funciones en enero de 2004 y últimamente algunos tenían escoltas ante el incremento de las amenazas.

Inicialmente vivían en sus casas pero luego del atentado contra el presidente del Concejo del que se salvó de morir, pero en el que perdió la vida una niña de 7 años , debieron cambiar sus condiciones de vida y desplazamiento.

Hace tres meses la columna Teófilo Forero de las FARC los declaró objetivo militar dentro y fuera del periodo y casi de inmediato asesinaron al concejal Armando Zafra en la vía Doncello-Puerto Rico ; hace mes y medio también fue asesinada la concejal Myriam Martínez, y ayer otros cuatro concejales murieron durante el ataque al recinto de la corporación.

Edilmer Castaño Vargas, otro de los concejales sobrevivientes, dijo que las Farc los ha amenazado en repetidas ocaciones y les comunicó que son objetivo militar, así se retiren de sus cargos.

El alcalde del municipio, Jorge Hernándo Calderón señaló que el ataque se presentó a pocos metros de una estación de policía, sin que la fuerza pública reaccionara al respecto. Además dijo que la toma sucedió como consecuencia del olvido en que los tiene sumidos el gobierno nacional.

Por su parte el ministro del interior y de Justicia, Sabas Pretel de la Vega, indicó que el gobierno hizo lo que estaba a su alcance para proteger al cabildo del municipio de Puerto Rico, brindándole escoltas y mejores sistemas de comunicación, así como dándoles apoyó en su reubicación, " pero es muy difícil prever ataques sorpresa", puntualizó.

Mario Posada médico del hospital de Puerto Rico, dijo que cuatro de los heridos que fueron recibidos allí de urgencias, se encontraban en estado crítico pero estables, y otro más presentaba heridas leves. Todos fueron trasladados al hospital María Inmaculada de Florencia.

Cargando