¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Jack el Destripador pudo ser también el asesino de Managua

Jack el Destripador, el más famoso asesino de mujeres en la historia del Reino Unido, fue tal vez un marinero que no limitó sus crímenes al Londres victoriano sino que los continuó en países extranjeros como Nicaragua o Alemania

Jack el Destripador, el más famoso asesino de mujeres en la historia del Reino Unido, fue tal vez un marinero que no limitó sus crímenes al Londres victoriano sino que los continuó en países extranjeros como Nicaragua o Alemania.

Esa es al menos la teoría de un nuevo libro que sobre el misterioso criminal ha escrito un ex detective de la policía británica llamado Trevor Marriott, según informa hoy el diario "The Guardian".

De ser cierta esa teoría, quedarían explicados una serie de asesinatos ocurridos en Managua en enero de 1889 y que el diario británico "The Times" describió en su día como "seis de los más atroces asesinatos cometidos nunca en los límites de esta ciudad".

Según la información publicada entonces por "The Times", dos de las víctimas del asesino de Managua habían sido mutiladas y totalmente desfiguradas, saña que parece coincidir con la demostrada por Jack el Destripador en la capital británica.

Utilizando las más modernas técnicas de investigación, Marriott ha dedicado dos años a revisar todos los documentos aportados por la policía y los médicos forenses de la época en relación con la muerte nunca aclarada de cinco prostitutas londinenses en 1888.

Sus conclusiones, que se publican en un libro titulado "Jack the Ripper: the 21st Century Investigation" (Jack el Destripador: Investigación del siglo XXI", van en contra de la teoría más extendida hasta ahora según la cual el asesino era un diestro cirujano.

El último en sostener esta última teoría es un británico llamado Tony Williams que acaba de publicar también un libro titulado "El tío Jack" en el que afirma que un antepasado suyo, Sir John Williams, famoso cirujano y amigo de la Reina Victoria fue el asesino.

Según Williams, el arma con el que el sádico asesinó y luego extrajo las víctimas de sus cinco víctimas londinenses es un bisturí que se guarda en la Biblioteca Nacional de Gales, fundada por el cirujano.

Frente a la teoría de Williams, el policía jubilado Marriott señala en su nuevo libro que el lugar - no lejos de los muelles de Londres- y la fecha de los asesinatos - espaciados por varias semanas- indican que pudo tratarse de un marino mercante.

Marriott cree incluso haber identificado el barco en el que llegó a Londres, el "Sylph", un carguero de 600 toneladas que arribó a las costas inglesas procedente de Barbados en julio de 1888, antes de que fuera asesinada la primera de las víctimas del Destripador, Mary Ann Nichols.

El buque regresó al Caribe el 22 de noviembre, dos semanas después del asesinato de la también prostituta Mary Kelly, ocurrido el 8 de noviembre de 1888.

Una de las conclusiones del ex policía es que Jack el Destripador no tuvo por qué ser un diestro cirujano como le presentan normalmente porque sólo en dos casos el asesino extrajo con precisión casi quirúrgica las vísceras de las vidas.

Según Marriott, nadie ha sabido explicar tampoco de modo convincente por qué se interrumpió de pronto la cadena de asesinatos: la mayoría de los expertos creen que el asesino fue encarcelado por otros crímenes o incluso que murió.

El ex policía cree que Jack el Destripador pudo haber sido el asesino de las seis víctimas de Managua en enero de 1889, pero también responsable del asesinato en Londres, el 17 de julio de ese mismo año, de una sexta prostituta, Alice McKenzie, crimen que no se le había atribuido, sin embargo, hasta ahora.

Si Marriott tiene razón y el Destripador fue un marino mercante, se explicaría asimismo, según "The Guardian", una información publicada por el periódico "Washington Star", fechado el 18 de octubre de 1889 en la ciudad alemana de Hamburgo.

En aquel despacho se daba cuenta del descubrimiento del "cuerpo mutilado" de una mujer en Flensburg, puerto alemán que tenía enlaces frecuentes con Londres, y su autor se preguntaba si Jack el Destripador no habría abandonado Inglaterra para continuar sus crímenes en Alemania.

Cargando