¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Paramilitares se atribuyen asesinato de Jorge Gnecco y cinco escoltas

El grupo paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), de ultraderecha, se atribuyó hoy el reciente asesinato de dirigente político Jorge Gnecco y de cinco de sus escoltas, en el noreste del país, y aseguró que la matanza fue un acto de "justicia".

Bogotá.--- El grupo paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), de ultraderecha, se atribuyó hoy el reciente asesinato de dirigente político Jorge Gnecco y de cinco de sus escoltas, en el noreste del país, y aseguró que la matanza fue un acto de "justicia".

En un mensaje divulgado por Internet, el llamado "Estado Mayor" de la agrupación paramilitar indicó que Gnecco fue colaborador de las AUC y que les facilitó financiación por parte del sector productivo de la costa norte colombiana.

Sin embargo, el también ganadero y empresario agrícola utilizó el nombre de las AUC para actividades de corrupción, narcotráfico y secuestro, según el mismo comunicado.

Gnecco puso en marcha una campaña de desinformación al interior de las AUC, con fines disociadores, que causó la muerte de inocentes y roces en el mando paramilitar, agregó la nota.

"Razones como éstas obligaron a las AUC a impartir justicia, que la corrupción impide que el Estado aplique", dice el comunicado en el que la ultraderecha asumió la responsabilidad de la "acción militar en la cual fue dado de baja el señor Jorge Gnecco".

El político, del Partido Liberal, fue asesinado en julio pasado junto con cinco de sus escoltas en una zona rural del Cesar, departamento del noreste colombiano, a la que había viajado desde el balneario caribeño de Santa Marta, donde residía.

La familia de Gnecco ha controlado el poder político en el Cesar y el Magdalena, departamento del que es capital Santa Marta.

Según las AUC, el político fue advertido hace varios años de que la ultraderecha le declararía objetivo militar si no rompía la alianza que mantenía con los grupos guerrilleros en la costa norte.

El asesinado cedió a la amenaza y se acercó a la extrema derecha mediante un acuerdo que se vio sacudido, hace varios meses, por una campaña de las autoridades contra los sectores afines a los paramilitares en esa parte del país.

El mando ultraderechista dijo que esa ofensiva dio lugar a una desbandada que llevó a algunos a salir del país y a otros a desaparecer o a asumir la vía armada.

En su caso, Gnecco "utilizó irresponsablemente el nombre de las AUC para potenciarse individualmente en materia electoral y cometer toda clase de abusos, y por otro, nunca abandonó sus discretas relaciones con la guerrilla", según el comunicado de las AUC.

Cargando