¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Periodista publica un exhaustivo diccionario de ciencias ocultas

Más de 7.000 voces, numerosas tablas y 300 ilustraciones dan vida al exhaustivo "Diccionario de Ciencias Ocultas", del periodista español Felipe Alonso, para quien "por mucho que la ciencia avance, siempre quedarán partes en la sombra que sólo podrán ser entendidas por los amantes del ocultismo".

MADRID.--- Más de 7.000 voces, numerosas tablas y 300 ilustraciones dan vida al exhaustivo "Diccionario de Ciencias Ocultas", del periodista español Felipe Alonso, para quien "por mucho que la ciencia avance, siempre quedarán partes en la sombra que sólo podrán ser entendidas por los amantes del ocultismo".

Autor de obras como "Alquimia, cábala y simbología", "Sectas, creencias y religiones" o la novela "El campo de los quemados", Alonso, periodista de EFE y estudioso del esoterismo, ha invertido veinte años en terminar su diccionario.

Editada por Espasa, es la primera publicación española en este género, cuyo antecedente hay que buscarlo en el "Diccionario de Demonología", escrito por el francés Collin Plancy en el siglo XIX.

La obra, de 1.325 páginas, engloba los campos de la adivinación, alquimia, amuletos y talismanes, animales y seres, astrología, botánica, brujería, cábala, creencia, demonología, heterodoxia, lapidario, parapsicología y santería.

Alonso explicó a EFE que empezó a interesarse por estas materias a partir de las lecturas, en los años setenta, sobre libros como "El retorno de los brujos", de Pauwles y Berger, o "El tercer ojo", de Lobsang Rampa, entonces muy populares.

"Descubrí que había algo que se llamaba alquimia, un demonio no cristiano y ciencias de la adivinación, y me puse a leer. A veces me faltaba un significado de los términos y me dediqué a tomar notas. Lo que comenzó como apoyo a las lecturas, se fue convirtiendo poco a poco en el diccionario", indicó el periodista.

Una de la innovaciones más interesantes del libro es que, por primera vez, se incluyen términos de la santería, que, por lo general, se perdían bajo el epígrafe genérico de sectas.

Otra aportación es que cada palabra se acompaña de una indicación sobre la ciencia oculta a la que pertenece, y la inclusión, al final, de un glosario de todos los vocablos separados por ciencias.

"He huido del lenguaje especializado y he utilizado un lenguaje periodístico -dijo Alonso-, a fin de que el diccionario pueda ser accesible a todo el mundo. Los gráficos y las ilustraciones ayudan a una mejor comprensión del texto".

"Creo que una de las novedades de la obra es la larga nomenclatura de las denominaciones del demonio, con más de trescientas voces, junto a la presentación de un gráfico que recoge las distintas categorías de la llamada Corte Infernal", agregó.

También incluye el diccionario las famosas cuartetas de Nostradamus, el vidente del siglo XVI, o las profecías de San Malaquías, que enumeran los nombres de los 110 papas que ha habido y de los dos que ocuparán el Vaticano antes de que finalice el mundo.

Sobre la vigencia de estas ciencias en la sociedad del siglo XXI, Alonso señaló que "siempre que empieza un milenio crecen los miedos y la superstición y el hombre busca explicaciones a lo que no conoce".

El periodista recordó que en los últimos años se ha producido un fuerte incremento de las sectas y cada vez son más las personas que, abiertamente o a escondidas, consultan la cartomancia.

"No hay ningún medio de comunicación, sea radio, prensa o televisión, que no de el horóscopo o tenga algún programa que se relacione directamente con estos asuntos", agregó Alonso.

En definitiva, el "Diccionario de Ciencias Ocultas" es, según su autor, "un libro que aporta un granito de arena" para hacer más accesible una temática poco conocida, aunque sí muy atrayente.

Temas relacionados

Cargando