Hora 20

¿Qué hay detrás del asesinato de líderes sociales?

Líder de la Mesa de Víctimas del Carmen de Bolívar, afirma que las amenazas en la región pueden provenir de personas que nunca se desmovilizaron.

Dos temas de fondo en Hora 20 en viernes de popurrí: las amenazas en El Salado y la incesante ola de asesinato de líderes sociales con que empezó este año. La cifra oficial ya va en siete personas en los primeros días de enero.

A esto se suma el más reciente de la Defensoría del Pueblo según el cual pen el 2018 hubo 172 homicidios contra líderes sociales y defensores de derechos humanos. La cifra se eleva a 413 al consolidar los registros desde enero de 2016.

Ante esto, el defensor Carlos Negret ha demandado un mayor nivel de atención y articulación del Estado.

Otro dato revelador lo acaba de entregar la Fiscalía sobre los 126 casos esclarecidos de asesinatos entre 2016 y 2018: en el 35 por ciento se pudo determinar que los crímenes fueron cometidos por particulares, y no por grupos armados. Los otros autores identificados y procesados son los grupos criminales, el clan del Golfo, las disidencias.

Para el analista Camilo Granada, ex consejero de comunicaciones de la Presidencia nos tiene que movilizar lo que suceda en el corregimiento de E Salado, símbolo de fe en la paz y la reconciliación.

Pone de presente, que en el postconflicto están sucediendo “cosas enredadas” que están generando violencia y que no necesariamente responden a patrones tradicionales de entendimiento del conflicto entre los diferentes actores.

 

En diálogo con Hora 20, Edgardo Rafael Flórez, de la Mesa de Victimas del Carmen de Bolívar, al explicar el origen de las amenazas en la región, dijo que pueden provenir de actores de antiguas estructuras, personas que nunca se desmovilizaron y que son capaces de exigir la reparación de lo que ellos mismos le causaron a la población civil. Las amenazas se están dando hoy por el Facebook, ya no por panfletos.

A juicio del Antonio Navarro, ex senador Alianza Verde, el problema de los asesinatos de líderes se volvió recurrente como para que deje de ser una prioridad, no solo del gobierno, sino del país y la sociedad.

La propuesta del ex senador es que el Estado enfoque sus esfuerzos en la búsqueda de los autores de los asesinatos sistemáticos.

Desde el punto de vista de Miguel Gómez, analista y consultor, el proceso de paz no significa necesariamente la desaparición de la violencia en una sociedad que tiene una predisposición a la violencia.

 A su turno, Ángela María Robledo, representante a la Cámara por la Colombia Humana, afirmó que el gobierno se ha equivocado al pensar que se trata de un asunto con las Farc. Además destacó que hoy después de dos años el fiscal reconoce que sí hay sistematicidad en los crímenes.

 

 

Cargando