Termine el día bien informado con las 5 de Caracol Las noticias más importantes del día en Caracol Radio

¿Sentimientos difíciles por la diabetes? ¡Te contamos cómo seguir adelante!

Es normal que un paciente con este diagnóstico enfrente algunos cambios psicológicos, y por eso hay que aprender a manejarlos.

Si tienes diabetes, seguramente tu nuevo estilo de vida te ha generado ansiedad: mejorar la alimentación, tomar medicamentos y empezar una rutina de ejercicios son cambios difíciles, pero que a largo plazo te harán sentir mejor.

Según una evaluación psicológica hecha por el Hospital Clínico Universitario de Valencia a los pacientes con diabetes mellitus, el impacto del diagnóstico, el pronóstico y el tratamiento de esta enfermedad puede generar ansiedad, depresión, falta de energía, disfunciones sexuales, dificultades laborales y sentimientos de soledad.

Y es que, además de asumir que la diabetes es una enfermedad con la que tendrás que convivir, hay algunas personas en tu círculo social que te pueden llenar de negativismo o que te pueden dificultad la adaptación a tu nueva rutina. Sin embargo, la solución está en tus manos:

Toma un papel activo en tu nueva vida

¡Es hora de cuidarte! No te agobies: lo mejor que puedes hacer es aceptar la situación y sentirte motivado. Comer de forma saludable y hacer actividad física no solo es bueno para los diabéticos, sino para cualquier persona, así que mira hacia adelante: viene una vida llena de salud y energía.

Involucra a tus seres queridos

Si las personas con las que convives entienden tu condición, todo será más fácil. Te ayudarán a cuidarte y a evitar las tentaciones, y pueden motivarte. Es más, puedes ser una buena influencia para ellos, promoviendo hábitos de vida sanos.

Asiste a los controles médicos

Ir al médico hará que te sientas más seguro del manejo correcto de la diabetes: si tienes controlados tus niveles de glucosa, y lo puedes comprobar con los exámenes y el aval de un profesional de la salud, no hay nada que temer: lo están logrando.

Adaptarse a la enfermedad puede ser difícil al principio, pero -como cualquier otra rutina de tu vida cotidiana- se trata de adquirir una costumbre. Tu nuevo estilo de vida no solo mejorará tu salud, sino que te dará calidad de vida.

Cargando