Colombia avanza en la inclusión de personas con discapacidad

La Registraduría Nacional del Estado Civil expidió la Circular, con el ánimo de darle cumplimiento a los derechos de las personas con discapacidad

Pixabay C.C - Skitterphoto

En su propósito de lograr la inclusión de las personas con discapacidad visual, el Instituto Nacional para Ciegos –INCI participó en las mesas de trabajo que derivaron en la Circular 124, con la que la Registraduría Nacional del Estado Civil busca darle cabida a la accesibilidad de los ciudadanos con discapacidad en los puestos de votación.

Para darle cumplimiento a la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, la Registraduría presentó algunas medidas “con el objeto de garantizar el ejercicio del derecho al voto a esta población tanto para el proceso de creación o reubicación de puestos de votación, como para el desarrollo de los comicios”.

La primera medida corresponde a la accesibilidad en los puestos, que ordena a los registradores del Estado Civil a buscar instalaciones que cuenten con la adecuada infraestructura para el acceso de las personas en discapacidad, como rampas, pasamanos y senderos libres de obstáculos. De igual manera, disponer las mesas de votación en los primeros pisos, de lo contrario, contar con ascensores o rampas.

La segunda medida hace referencia a las tarjetas en tinta-braille y ordena que los registradores del Estado Civil deben proporcionárselas a los delegados de cada puesto para que estén disponibles cuando alguna persona con discapacidad visual lo solicite.

Otra de las disposiciones hace referencia a un cubículo adicional para ser suministrado a los ciudadanos con discapacidad y, de esta forma, evitar la congestión en los recintos, así como garantizar el cumplimiento del artículo 16 de la Ley 163 de 1994, en lo concerniente a los acompañantes de las personas con discapacidad.

De igual manera, para garantizar la existencia de tarjetas electorales en tinta-braille, se dispuso que, ante la falta de estas en alguna mesa de votación, se deberá, mediante protocolo, trasladar tarjetas braille de un puesto de votación a otro aledaño.

La Circular es enfática en que para que estas medidas se lleven a cabo, los registradores del Estado Civil deben contar con un video de sensibilización dirigido a los jurados de votación, delegados de puesto, testigos electorales y Fuerza Pública y se proyecte en cada una de las capacitaciones.

De este modo, Colombia avanza en materia de inclusión. El INCI aplaude la medida, que garantiza que las personas con discapacidad puedan acceder a su derecho al voto.