Cultura

Carlos Donoso regresa a Colombia con lo mejor del humor

El ventrílocuo venezolano regresa al país con su inseparable amigo 'Kini' para hacer reír a los bogotanos.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Carlos Donoso se encuentra en Colombia para realizar una presentación, “me gusta Colombia porque todos están felices y tienen un muy buen ánimo”, dijo Carlos sobre su llegada a la capital del país.

“El humor no tiene fronteras, no deja de ser el humor para ser un analgésico de la vida”, es la manera en la que el venezolano ve el humor en esta época de la vida, donde hacer humor es una situación más difícil.

La parte cómica es ‘Kini’, es el personaje más reconocido en el mundo de la comedia, ejerce un gran papel el cual es el centro de atención.

Lea También: Por el día del humorista, llega un espectáculo que no se podrá perder

“El stand comedy es otro humor”, dijo Carlos sobre la labor que él realiza a diario, “el humor es un circulo, anda y vuelve al mismo punto”, refirió el venezolano.

Por otro lado, el artista siente una gran admiración por otros humoristas que han hecho historia en el mundo de la comedia, entre ellos se encuentra Cantinflas, Charles Chaplin y “hasta los políticos son humoristas”, dijo Carlos sobre los personajes humorísticos de su preferencia.

‘La historia obscena de la humanidad’ se trata de acontecimientos de la historia de personajes famosos de la humanidad desde la creación de Adán y Eva, de los griegos, egipcios y otros de nuestra historia según el punto de vista libidinoso y humorístico de ‘Kini’ y su narrativa, y de otros personajes nuevos de Carlos Donoso.

Carlos Donoso expondrá el comportamiento libertino de los humanos con ciertas asimilaciones de la vida matrimonial de Abraham entre otros, comparada con la realidad actual del matrimonio, dejándola a los asistentes de esta manera jocosa, temas para la reflexión.

El comediante se estará este 17 y 18 de agosto en el Teatro Santa Fe con dos únicas presentaciones en la capital de la república a partir de las 8 de la noche.