Un arcoíris escondido

En las multitudes que se reunían alrededor del fútbol un arco iris se asomaba para representar a miles de personas.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Uno de los eventos deportivos más importantes tuvo lugar en Rusia, el mundial de fútbol el 2018 se celebró allí. Gran cantidad de personas de diferentes nacionalidades lograron disfrutar de la fiesta de este deporte.

Todos los visitantes tuvieron la oportunidad de expresar sus emociones en cada momento, pero hubo un grupo que tuvo que contenerse para no terminar en la cárcel.

Seis personas de diferentes nacionalidades, incluyendo a Mateo quien estuvo en representación de Colombia, lograron izar orgullosamente la bandera LGTBI en Rusia sin terminar presos en el intento.

A través de los colores de sus camisetas formaron un arcoíris con el cual recorrieron todos los lugares representativos del país.

De esa forma, aunque no podían mostrar su amor en público sí lograron darle una esperanza de libertad y apoyo a todos los de la comunidad LGTBI del país y el mundo.

Una creativa forma de luchar por la igualdad de derechos, mostrando que cuando hay amor nada puede detenerlos.