¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Las elecciones más grandes y decisivas en México: el análisis en Hora 20

Los mexicanos elegirán presidente con la posibilidad de girar hacia la izquierda, y en medio de un panorama de violencia y corrupción.

México se prepara para las elecciones más grandes de su historia en las que 89 millones de personas están habilitadas para votar por el próximo presidente, por cargos regionales y federales.

El candidato más opcionado para la presidencia es el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, de la coalición Juntos Haremos Historia, quien cerró su campaña en el Estadio Azteca ante 100.000 personas, que oyeron sus propuestas de combate a la corrupción, la autoridad y el fin de los privilegios para la clase política.

AMLO, como es conocido, ha dicho que su mandato pondrá fin a la hegemonía de los partidos tradicionales, pero aclaró que no será una dictadura, como dicen sus detractores. Afirmó que será un cambio democrático y respetando las libertades, con un gobierno “que representa el progreso”.

En la contienda también se encuentra el oficialista del PRI, José Antonio Meade, quien cerró su campaña mostrándose como un candidato honesto y que “representa a la mayoría pacífica de México”. Criticó además a López Obrador, a quien acusó de amenazar con sacar a los criminales a la calle, a los empleos y a los jóvenes.

Lea también:Comienza el silencio electoral en México previo a elecciones presidenciales

En el segundo puesto se encuentra Ricardo Anaya, de una coalición de centroderecha y el PAN, quien calificó estas elecciones como las más importantes de la historia. Lanzó críticas a la forma en la que el gobierno ha intervenido en estas elecciones y negó algunas acusaciones sobre lavado de dinero que hay en su contra.

El favorito

En el análisis que hacen desde la W Radio México destacan que esta puede ser la posibilidad de la izquierda de llegar al poder, después de mostrarse como un movimiento retador e imponente desde 1988. Lo hace AMLO a través del partido Morena, que fue construido a su medida y fundado por él mismo.

A López Obrador lo califican como un hombre que despierta pasiones, el más controversial de la política mexicana y que es visto por sus opositores como un “peligro populista”. Para el politólogo Jesús Silva, constituye “un llamado de atención”, una crítica a la actual política mexicana y a las instituciones que no representan a la población.

Agregan que aprendió de los errores de las pasadas campañas y esta vez ha adoptado un tono más pragmático. No se ha enfrentado directamente con los otros candidatos ni con los partidos y señalan que lleva cerca de dos años mandando mensajes de campaña y buscando las condiciones de entendimiento dentro del país y los ciudadanos.

También mencionan que ha abierto su partido a recibir apoyos de las personas que así lo deseen, por lo que ahora tiene aliados desde incluso desde la derecha. Aunque se puede ver como contraproducente, si le ayuda a sumar apoyos, a gobernar y a tener más posibilidades.

Dicen que propone un modelo anterior al neoliberalismo, que ha dicho que estaban mejor antes de que este llegara a México, cuando considera que apareció la corrupción, la violencia y otros males. Sobre ese aspecto señalan que hay incertidumbre sobre si podrá lograrlo en las condiciones actuales.

Sobre Meade destacan que es el único mexicano que ha sido cinco veces secretario de Estado, que tiene una larga trayectoria pública y que fue elegido por tener una fama de independiente y alejado del poder. Agregan que no ha logrado desmarcarse de la mala imagen que tiene el PRI y es visto con desconfianza.

Los temas que marcan las elecciones

En el análisis señalan que el tema de estas elecciones es la corrupción, por encima de la violencia y el registro histórico de asesinatos. Se trata de un tema que divide a la sociedad y que fue aprovechado por Ricardo Anaya, quien ha tenido un discurso de honestidad a pesar de denuncias que pesan en su contra.

Es el proceso en que más violencia se ha registrado, con 133 políticos asesinados y con el avance de las bandas criminales. Estos han intentado coaccionar el voto de los mexicanos, y quienes se han enfrentado han sido víctimas de crímenes. Los analistas dicen que eso representa un desafío enorme para las elecciones, que permea la vida normal de los ciudadanos.

 

Cargando