¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La pérdida auditiva aumenta el riesgo de aislamiento social

Una de cada tres personas mayores de 65 años sufre pérdida de audición.

¿Ha notado que le habla a su mamá y ella no le responde?, ¿le hace una pregunta a su papá y él le contesta algo totalmente diferente?, ¿suelen sus padres pedirle que repita varias veces la misma frase o cuando llega a visitarlos, el televisor tiene el volumen altísimo?

Las situaciones descritas usualmente indican pérdida auditiva, la cual se puede presentar por razones hereditarias o genéticas, asociadas con la edad (presbiacusia), o ligadas al exceso de ruido con el que convivimos. Según la Organización Mundial de la Salud, aproximadamente una tercera parte de las personas mayores de 65 años padece pérdida de audición, afectando uno o ambos oídos y generando dificultades para oír una conversación o sonidos fuertes.

En Colombia, la relación con las cifras mundiales es equivalente. De acuerdo con el informe ABC Salud Auditiva y Comunicativa del Ministerio de Salud y Protección Social, los grupos poblacionales más representativos con mayor número de atenciones por pérdida auditiva son: la población mayor de 60 años, seguido de los niños entre 1 a 5 años, y los adultos entre los 27 y 44 años.

La pérdida auditiva además tiene una relación directa con el riesgo de aislamiento social en personas entre los 60 y 69 años. Según una investigación realizada por la Universidad de la Columbia Británica en Canadá (UCB), por cada 10 decibeles (dB) de pérdida auditiva, el riesgo de aislamiento social aumenta en un 52 por ciento.

La situación de aislamiento se agudiza debido a que cada vez más adultos mayores viven solos. Según un informe de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Sabana y la Asociación Colombiana de Gerontología y Geriatría, a nivel nacional, el 9.3 por ciento de ellos viven en esta condición, y en Bogotá la cifra alcanza el 11 por ciento.

Cuando un adulto mayor vive solo, necesita más que nunca estar perfectamente comunicado con su entorno. La necesidad de minimizar la pérdida auditiva, se hace esencial no sólo por la importancia de este sentido para conectarnos con el mundo, sino además por los efectos colaterales que genera el no oír bien. El principal de ellos, el aislamiento social progresivo. El abandono de las aficiones y los cambios de hábitos son muy frecuentes en las personas en edad adulta que experimentan pérdida de audición, ya que es común que por miedo, desconocimiento o vergüenza no reconozcan que sufren este problema”, explica Elena Santaclara, Gerente General de los Centros Auditivos GAES Colombia.

                           

Tratamientos a tiempo, mejoran la calidad de vida

La Organización Mundial de la Salud alienta a todos los países a que creen programas de prevención de la pérdida de audición en sus sistemas de atención primaria de salud. Señala además que aproximadamente la mitad de los casos pueden prevenirse fácilmente, y muchos pueden tratarse si se detectan precozmente y se efectúan las intervenciones adecuadas, como la colocación de implantes auditivos. Sin embargo, la proporción de personas que llevan audífono es de menos de 1 por cada 40 que lo necesitan.

 

Al dilatar la aceptación de la pérdida auditiva, se desaprovecha un tiempo valioso en el tratamiento. Los pacientes usualmente rechazan el uso de audífonos, sin saber que actualmente son modernos dispositivos muy discretos, no generan ruido, son totalmente automáticos, resaltan las voces disminuyendo el ruido del ambiente, y cuentan con sistemas especiales que permiten hablar por celular, tratar el Tinnitus y manejar situaciones como escuchar el televisor a distancia”, enfatiza la especialista Elena Santaclara.

 

Es importante que, ante los indicios descritos previamente, los familiares o amigos de la persona afectada lo animen a visitar un especialista para recibir un diagnóstico. Actualmente en Bogotá y Pasto, y próximamente en otras ciudades del país, los Centros Clínicos Auditivos GAES realizan chequeo auditivo gratuito y promueven campañas de prevención.

 

“Las audiometrías son sencillas, rápidas de hacer e indoloras. Facilitan la detección de posibles problemas que, cuanto antes se traten, mejor pronóstico tienen. Además, algunas de las soluciones que se pueden recomendar ante una pérdida de audición confirmada, como el uso de audífonos, suponen una notable mejoría en la calidad de vida de las personas”, sostiene Elena Santaclara, Gerente General de los Centros Auditivos GAES Colombia.

 

Los especialistas de la audición coinciden en que escuchar frases como: “he vuelto a oír a mi nieto” o “ya sé por dónde me están hablando”, es realmente satisfactorio para los familiares que son los primeros que lo perciben, pues la persona vuelve a integrarse de nuevo, a estar más comunicativa y más en compañía de todos. Los seres humanos, por definición, somos animales sociales; estar plenamente activos en nuestra comunicación mejora muy positivamente nuestros índices de felicidad y relaciones personales.

 

Cuide y evalúe su audición

 

El Centro de Estudios e Investigación de GAES (CEIG), nos advierte 5 señales que pueden sugerir pérdida auditiva, tips para enfrentar estos casos con familiares y algunas recomendaciones para el cuidado y/o tratamiento del sentido de la audición:

 

  • · 5 señales que le indicarán si sufre de pérdida auditiva
  • o Subir el volumen de la televisión o la radio.
  • o Pedir que se repita lo que se ha dicho.
  • o Dificultades para comprender las conversaciones telefónicas.
  • o Escuchar ciertos sonidos demasiado altos
  • o Tener pitidos en los oídos (tinnitus o acúfenos)

 

  • · Sugerencias si tiene un familiar con pérdida auditiva
  • o Mírelo al hablarle; así su familiar le podrá entender mejor, apoyándose en los gestos.
  • o Háblele alto, pero sin gritar.
  • o No es necesario hablar despacio, sólo con mayor claridad, vocalizando mejor las palabras.
  • o Recomiéndele apagar el televisor o la radio si en realidad no le está prestando atención.
  • o En ambientes públicos como restaurantes, evite que se siente en zonas con los más altos decibeles como cerca de la cocina o al escenario.

 

 

  • · Recomendaciones para evitar la pérdida auditiva

  • o Consumir ácido fólico es beneficioso para la audición. Se puede encontrar en alimentos como: espárragos, brócoli, lentejas y frijoles.
  • o Proteger los oídos de los ruidos fuertes.
  • o No insertar nunca objetos en sus oídos ni poner líquidos, a excepción de los medicamentos prescritos por un profesional.
  • o Tener una dieta saludable y hacer ejercicio con regularidad para evitar enfermedades como la hipertensión y la diabetes, las cuales predisponen al desarrollo de la pérdida de audición.
  • o Evitar fumar.
  • o Realizar prueba de audición al menos una vez al año.

 

 

 

 

 

 

 

 


Sobre GAES

Desde que GAES abrió sus puertas en España, en 1949, trabaja con el claro objetivo de mejorar la comunicación y la calidad de vida de las personas con problemas auditivos, a través de atención personalizada, seguimiento periódico y la última tecnología en audífonos. GAES es líder en el sector de la corrección auditiva, con más de 600 centros abiertos en España, Chile, Argentina, Portugal, Colombia, Ecuador, Panamá y México. En Colombia está presente hace un año y cuenta con 4 centros auditivos en Bogotá y una franquicia en Pasto.

 

 

Catalina Mora A. 316-4120284. catalina@txt.co - TXT Agencia Transmedia.

1-6918788 EXT 408

Cargando