¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El ‘cartel del bastón’, otro desfalco en Córdoba

Se descubrieron irregularidades en el manejo de recursos por cerca de $4.000 millones destinados a la atención de adultos mayores en ocho municipios.

La corrupción en Córdoba sigue sin dejar títere sin cabeza. RED+ Noticias conoció en exclusiva otro de los aguijones de esta epidemia que consume lentamente los recursos del país y que golpea sin clemencia al departamento. 

Esta vez, las irregularidades fueron descubiertas en el manejo de recursos, específicamente de $4.000 millones destinados para la atención de adultos mayores en ocho municipios.

Según la investigación, los servicios de salud, alimentación, atención psicosocial, entre otros, fueron prestados a personas de la tercera edad que ya están muertas, otros inexistentes y lo peor del caso, que suplantaron a beneficiarios.

Esta nueva cereza que aparece en el pastel de la corrupción comenzó en 2016, cuando Edwin Besaile, gobernador de Córdoba para le época de los hechos (2016) avaló y giró los recursos. Las irregularidades inician cuando seis de los ocho municipios que serían beneficiados contrataron a la empresa Gotitas de Prosperidad, la cual no cumplió ni en mínima parte con lo firmado en el contrato.

Tan grave es lo que ocurrió, que varios de los adultos mayores nunca recibieron atención integral y por eso fue confirmado al revisar las planillas de registro, las cuales fueron manipuladas para dar aspecto de legalidad y de cumplimiento. 

RED+ Noticias se puso en la tarea revisar los listados. Para no ir más lejos, la mayoría de registros tienen inconsistencias. Registros de personas muertas, otras que viven fuera del país, otras con quienes coincide el nombre pero no la identificación; están entre las irregularidades, todas guardan similitud con el también llamado ‘cartel de la hemofilia’.

El nuevo entramado de corrupción fue más allá. Los adultos que sí eran verdaderos, pero que no podían desplazarse al lugar convenido para la atención, les fueron enviados mercados para reemplazar los servicios que previamente fueron contratados.

¿Quién se quedó con la plata?

La Fundación Gotitas de Prosperidad, empresa a la cual le fue adjudicado el contrato, deja ver más irregularidades. La dirección registrada en Cámara y Comercio, para la época de la firma del contrato, es de un predio en el que funciona una tienda de peces ornamentales, no un centro de atención integral. 

La operación de la empresa demuestra sobrecostos, fallas en la selección de los beneficiarios, desembolsos irregulares, interventorías que favorecieron a los contratistas; entre otros. La conclusión es que ni las autoridades dan respuesta ni la plata aparece.

Vea más en http://www.redmas.com.co/colombia/exclusivo-cartel-baston-cordoba/

Cargando