¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Totó la Momposina: han tratado de acabar con el acervo popular

La artista se presenta el 16 de febrero en el Teatro Colón, evento que ya tiene la boletería agotada.

Representante de lo mejor de la tierra colombiana por donde va, Totó La Momposina, la reina de la cumbia, aunque ella dice que la reina es la música, nos acompañó en Dos y Punto para contarnos anécdotas de su carrera artística.

Una hermosa historia tiene por contar la cantautora de música caribeña a través del lugar de su próxima presentación: “Yo conozco el Teatro Colón porqué allá nos llevaban mis papás, por eso cada presentación allí es muy especial”. Ella una mujer que llegó producto de la violencia en Colombia, pero que sus porros y cumbias son motivo suficiente para ser feliz y sentir un corazón joven.

La artista proviene de una familia de músicos y esa tradición se mantiene de generación en generación, su sobrina también vive de la música: “Farina me llamó, pero yo le dije que ella siguiera por su ruta, que esas no eran mis raíces” por lo que aunque respeta al reggaetón prefiere mantenerse distante.

‘Toto’ demuestra en cada una de sus frases el amor que siente por Colombia, y así como ama a su patria, siente que pertenece a la identidad del país: “Somos un grupo que pertenece a la identidad a través del sentido de pertenencia de Colombia”.

Sus canciones son producto de las musas de la inspiración, de no ser así le sería imposible interpretar sus obras musicales, pero siente mucha tristeza por el trato de la radio hacia su género: “El pueblo sigue haciendo su música, pero las emisoras han tratado de acabar con el acervo popular”.

“Hace poco me encontré una libreta con más de 30 años y ahí yo anotaba que me pagaban a mí para yo poder pagarles a mis músicos”,  explicó Sonia Bazante sobre sus inicios en la música.

“Yo hice una convocatoria y él llegó, no era para nada vistoso pero cogió su guitarra y comenzó a tocar”, señaló Totó sobre Óscar, su actual guitarrista, un joven que llegó con los zapatos rotos a Bogotá y no tenía donde dormir pero que ella acogió: “le pedí que renunciara a ese sitio de comida rápida, porque él es un ¡músico!”, confesó la cantante.

Uno de sus conciertos más recordados y quizás el más importante de su carrera artística fue cuando acompañó a Gabriel García Márquez a Estocolmo para recibir el premio Nobel de Literatura “iba con zapato destalonado, sin un abrigo y allá nos recibieron con ruanas, yo fui a buscar unos zapatos de tacón” comenta la artista al enfrentarse al frio que por esos días hacía en el país europeo.

Su anécdota que más recuerda de aquella vez es la recibida que le dieron a su jefe de percusión: “A ‘Batata’ lo vieron y como iba muy bien vestido ni el pasaporte le revisaron. De una vez llegó el encargado de las maletas y como si fuera el sirviente lo acomodó en el carro”.

Conmemorando el Día Mundial de la Radio la intérprete nos deleitó con un bolero y recordó la importancia de los medios de comunicación para los artistas: "Si la radio no existiera no se podrían dar estos espacios de charla, hace un tiempo la radio se utilizaba como concurso para los futuros cantantes y es por eso que les voy a cantar”.

Cargando