¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Cerca de 50 policías siguen rodeados por indígenas en finca del Cauca

El defensor regional del Pueblo hizo un llamado a las comunidades para que permitan el acceso de misión humanitaria.

Una situación delicada de orden público se vive en la zona de Coconuco, en jurisdicción del municipio de Puracé, departamento del Cauca, donde desde hace cinco días un grupo de indígenas rodea una finca custodiada por Policías, quienes estuvieron cuatro días sin recibir alimentos ni demás suministros.

Según el defensor del Pueblo en el Cauca, Norman Granja, los indígenas pelean por una finca conocida como Agua Tibia y tienen bloqueados a los uniformados que enviaron para cuidarla porque la iban a invadir.

Esto ya generó un choque que dejó a cinco uniformados heridos. El defensor dijo que el jueves en la mañana fue una comisión humanitaria por él encabezada para llevar a los policías agua y alimentos a los cerca de 50 policías allí acantonados, pero fueron recibidos por los líderes de la comunidad que impidieron el ingreso y amenazaron con quemar el carro del funcionario y el que llevaba los alimentos. (Ver: impiden ingreso de misión)

El predio Agua Tibias, de 81 hectáreas, es pretendido desde hace varios años por los indígenas del sector. El defensor dijo que el Gobierno ha intentado comprarlo pero no ha sido posible. Este predio, según el funcionario, es como un ojo pequeño rodeado por tierras pertenecientes al resguardo indígena.

Los indígenas pretenden “sanear” su resguardo para que no habite allí persona distinta a sus comunidades. No permiten, ni siquiera, a la fuerza pública, explicó. En la zona habitan entre 5.000 y 7.000 aborígenes que se turnan para rodear la finca y dejar aislada a la policía dentro del predio. “Me preocupa que se deba usar la fuerza”, señaló.

Evacúan a los policías heridos

Por su parte, el general William René Salamanca, comandante de la Regional 4 de Policía, dijo que anoche (jueves) se logró llevar alimentos gracias al acompañamiento de un helicóptero medicalizado que, de paso, evacuó a los policías heridos en enfrentamiento.

Según el oficial, la Policía está allí con el propósito de defender la propiedad privada, en virtud de una decisión del Tribunal Administrativo del Cauca.

Anotó que la situación es apremiante porque las comunidades indígenas están en un escenario de confrontar de manera violenta y no aceptar el diálogo planteado por los gobiernos nacional y departamental.

Mantenemos allí un piquete de policías dando cumplimiento a la decisión judicial que conmina a la comunidad de Coconuco a cesar la ocupación y las vías de hecho, puntualizó el general Salamanca.

Cargando