A Vivir Que Son Dos Días

Andrés López

08:00h - 12:00h

Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Dos y Punto

DIANA MONTOYA
Lunes a viernes 2 P.M. - 4 P.M.

'Lo esencial’: Un adiós para Chris Cornell

El líder de la bandas Soundgarden, Audioslave y de la desaparecida Temple of the Dog, falleció en la ciudad de Detroit, a los 52 años. Recordamos su trayectoria musical y su influencia en el rock mundial con un homenaje emotivo a su memoria que puede escuchar y leer.

El líder de la bandas Soundgarden, Audioslave y de la desaparecida Temple of the Dog, falleció en la ciudad de Detroit, a los 52 años. Recordamos su trayectoria musical y su influencia en el rock mundial con un homenaje a su memoria.

Muchos despertamos este jueves con una de las noticias más devastadoras para los fanáticos del rock, la repentina muerte de Chris Cornell, que ocurrió el miércoles 17 de mayo, poco después de la presentación con su legendaria banda de grunge Soundgarden en el Fox Theatre de Detroit; según confirmó este jueves a CNN su representante Brian Bumbery.

La muerte de las grandes figuras de la música siempre despiertan grandes historias, y es apenas lógico que lo hagan por construir movimientos significativos en la historia de las artes, de la cultura de su tiempo, para que las nuevas generaciones las conozcan, esto es afortunado en muchos niveles y triste, como lo son las pérdidas. La historia de Cornell se teje con hilos fuertes, tan poderosos como sus canciones, como su voz, como su presencia en el escenario, la misma que en Bogotá recordamos con las fuertes palpitaciones que nos inspiró en el escenario del Festival Almax, el oportuno y afortunado evento organizado bajo la curaduría y dirección artística de la Revista Rolling Stone Colombia, producción de Ocesa y logística Corferias; una noche mágica en la que acompañado de su guitarra y de un teclado puso a miles a entonar sus grandes éxitos con Soundgarden y Audioslave. Un evento que agradecemos quienes no habíamos tenido la oportunidad de verlo en otro país y una oportunidad que perdieron en su momento, quienes menospreciaron el show por tratarse de un 'acústico' y que los admiradores de Cornell sentimos íntimo, lejano de la euforia de los espectáculos de toneladas de escenografía y cercano a la reconstrucción de nuestras más fervientes memorias del grunge de los 90.

"“What I look forward to the most...is the camaraderie. It’s what we missed when we weren’t a band. / Lo que más espero... es la camaradería. Es lo que perdimos cuando no éramos una banda." comenta el tweet de Cornell publicado en la cuenta de Soundgarden acompañada de un video que revelaba una escena desenfadada de un paseo en carro con amigos, comiendo sándwiches, sin pensar en nada más que en pasarla bien. Esos eran los tiempos que extrañó el Cornell de esta semana, porque quizás viajó tan profundo en el tiempo que volvió a ser ese muchacho de Seattle con un cuadro de depresión a cuestas tras la separación de sus padres, tal vez recordó sus primeros amores, sus ilusiones o cualquiera que haya sido la inspiración de sus primeras canciones.

La policía de Detroit informó en la mañana de este jueves a la BBC su hipótesis sobre lo que sería un suicidio; Cornell vivió como quiso (y como pudo),  preguntó por un camino para vivir (como el título de su canción 'Show me how to live' —en español: 'Muéstrame como vivir') y murió cómo y cuándo lo decidió, en su ley.

Según confirmó James Martínez, portavoz de la oficina del médico forense del condado de Wayne, en Michigan a BBC Mundo "La muerte fue dictaminada como suicidio por ahorcamiento", el cuerpo de Cornell fue encontrado sin vida en la habitación de su hotel en Detroit, según confirmó este medio en su sitio web en horas de la tarde.

Con Chris Cornell a algunos, a los que vivimos los 90 entre mixtapes grabados de radio, vinilos y videos de MTV (y de PlayTV, la franja musical de TV Andina - Canal Trece en la televisión pública colombiana que rotaba sin cesar el video de 'Like a Stone' con la llegada del 2000), se nos murió un pedazo del corazón, el que se nos forjó en la pubertad-adolescencia, el que nos salió más caro entre las confusiones propias de la edad, las preguntas sin respuesta y las letras del oscuro grunge que nos comprendían más que nadie; con Cornell se nos va mucha de la profundidad y trascendencia del rock que nos enamoró. El que a mi me llevó a estudiar música antes que periodismo.

"I am not your rolling wheels, I am the highway, I am not your carpet ride, I am the sky, friends and liars don't wait for me. / "No soy tus ruedas, soy la carretera, no soy tu paseo en alfombra, soy el cielo, amigos y mentirosos no me esperen." 

Cornell, fuiste nuestra carretera, ahora eres tu cielo. 

Gracias.

_______________________

Escuche en nuestro podcast un recorrido por la historia musical de Chris Cornell a cargo de Santiago Rivas.