¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El deporte de alto impacto, hace niños pequeños

Actualmente, y gracias a su gran plasticidad, el niño comienza cada vez a una edad más temprana, a practicar un deporte. A veces de alto impacto como: karate, boxeo, fútbol como en nuestro país, al tener reconocimiento en estas disciplinas, promoviéndose con mayor énfasis en los más pequeños.

Podemos afirmar, que el entrenamiento físico aun intenso, de alto impacto y prolongado, no produce ningún retardo en el crecimiento de los niños. Por el contrario, desde nuestras abuelas, siempre se ha escuchado decir, que practicar deporte hace crecer. Bueno, en parte es verdad que el deporte es salud, pero hay un riesgo inherente al deporte de alto riesgo en los más pequeños, que están en pleno desarrollo y crecimiento y es la posibilidad de una lesión en el cerebro por golpes repetitivos, que hacen que el niño se quede pequeño y esto sus papas, lo desconocen.

Los padres y entrenadores, tienden a preocuparse por los síntomas inmediatos a un golpe: si el niño ve borroso, se desmaya, vomita, dolor de cabeza y está bien, pero jamás piensan en las lesiones que un niño sufre, al estar permanentemente por la práctica de un deporte de alto impacto y que somete a su cerebro, a golpes permanentes que lesionan la hipófisis.

La hipófisis se encuentra en la base del cerebro y es la glándula que controla el equilibrio de las hormonas del cuerpo. También produce la hormona del crecimiento, la cual hace que un niño crezca. Una lesión cerebral grave, puede causar deficiencia de esta hormona ocasionando que el niño presente retardo en su crecimiento normal.

Aquí es cuando se debe visitar al endocrinólogo pediátrico, quien es el especialista en identificar estas deficiencias y en establecer a tiempo, el tratamiento adecuado para el pequeño.

Esté atento a los síntomas: El niño será mucho más bajo que la mayoría de los niños de la misma edad y sexo. Tendrá proporciones corporales normales, aunque la contextura corporal puede ser gordita. A menudo, la cara del niño se ve más joven que otros niños de la misma edad. Es importante que los padres tengan en cuenta, que sin un tratamiento adecuado y a tiempo, la deficiencia en la hormona del crecimiento, puede además de llevar a una estatura baja, un retraso en la pubertad.

Dr. Schokery Awadalla – Endocrinólogo Pediátrico

RRPP

Cargando