¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Factores que pueden desencadenar la psoriasis

La psoriasis es una enfermedad que afecta a cerca de 125 millones de personas en el mundo, la causa exacta de esta enfermedad aún se desconoce.

De acuerdo con el último reporte global de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre psoriasis, esta enfermedad tiene una prevalencia a nivel mundial que oscila entre el 2 y el 3%, afecta a cerca de 125 millones de personas en el mundo y puede ser provocada por algunos desencadenantes o factores internos como la predisposición genética y otros externos dentro de los que se encuentran las infecciones, el estrés y traumas como quemaduras causadas por el sol.

De acuerdo con Guillermo Gutiérrez director ejecutivo de FUNDAPSO y vicepresidente de ALAPSO (Alianza Latinoamericana de Psoriasis), la psoriasis es una enfermedad de la piel autoinmune, crónica, inflamatoria, no contagiosa que se presenta en los pacientes principalmente en forma de placas gruesas cubiertas de escamas las cuales generan síntomas como hinchazón, dolor, coloración y comezón. Se encuentran con frecuencia en codos, rodillas, uñas de manos y pies, cuero cabelludo, rostro, entre otras partes del cuerpo.

La causa exacta de la enfermedad aún se desconoce, sin embargo es posible que exista un factor genético y hereditario que aumenta la posibilidad de sufrir psoriasis si algún familiar de primer grado de consanguinidad como los padres la padece. Además, existen factores externos que pueden ayudar a desencadenar la patología

Dentro de estos factores externos se encuentran las infecciones, el estrés, fármacos sistémicos, es decir, tratamientos orales o inyectables, traumas leves y las quemaduras causadas por el sol. Este último factor puede ser perjudicial para el paciente con psoriasis ya que es posible que empeore los síntomas de la enfermedad.

Pese a que dentro de los tratamientos para la psoriasis se encuentra la exposición artificial a los rayos UV denominada fototerapia y la exposición de forma natural (helioterapia), esta debe llevarse a cabo de manera controlada en tiempo y frecuencia, ya que la excesiva y poco responsable exhibición a los rayos UV puede generar traumatismos en zonas libres de placas características de la enfermedad y desencadenar lesiones propias de la psoriasis, a esto se le conoce como fenómeno de Koebner.

Algunas de las recomendaciones básicas para cuidarse de los rayos ultravioleta citadas por la OMS en la Guía práctica sobre el Índice UV Solar Mundial se encuentra reducir la exposición al sol durante las horas centrales del día debido a que entre las 10:00 am y las 2:00 pm se recibe el 60% de la radiación UV diaria, buscar la sombra ya que esta puede reducir la radiación UV en más de un 50%, usar prendas que ayuden a proteger la piel y utilizar productos de protección solar.

Además de la fototerapia, existen otros tratamientos para la psoriasis que incluyen terapias orales, medicamentos de uso tópico como cremas y lociones e inyectables biológicos que ayudan a reducir la rapidez con la que las células se regeneran disminuyendo la inflamación, ya que dirigen su mecanismo de acción a las células o proteínas que causan la enfermedad. Estos mecanismos actúan sobre todos los síntomas de la patología y no únicamente sobre las placas, además permiten al paciente mantener controlada la enfermedad.

La psoriasis puede afectar a cualquier persona de cualquier edad, no obstante tiende a presentarse con mayor frecuencia entre los 15 y 35 años de edad. No existe una forma específica para prevenir la enfermedad debido a que aún se desconocen las causas exactas, sin embargo es importante que a cualquier síntoma característico consulte a un especialista con el fin de tener un diagnóstico oportuno y un adecuado tratamiento.

 

 

Image y Press

Cargando