¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Weerasethakul, Lavant, Mendoza con Santiago Rivas en el FICCI 57

Rivas se fue para el FICCI 57 y conversó con Apichtapong Weerasethakul, Denis Lavant y Rubén Mendoza, tres de los personajes más interesantes de esta edición del Festival de Cine de Cartagena.

Tuve la fortuna de entrevistar a tres grandes personajes en Cartagena, durante el FICCI. Este, nuestro festival de cine, no es uno de primera línea. Sin embargo, es el mejor curado de Latinoamérica y sigue trabajando para pasar a otro nivel. Prueba de ello son sus invitados especiales y la cada vez más grande muestra de cine nacional.

Denis Lavant y Apichtapong Weerasethakul me recibieron por poco tiempo en el hotel de lujo al que traen a los invitados ilustres, cerca del centro de operaciones del FICCI, en la plaza Santo Domingo. A Rubén Mendoza lo entrevisté en medio de la celebración por el estreno en el festival de su documental "Señorita María, la falda de la montaña", con el cual se ganó el premio a mejor director en la muestra Nacional.

Denis Lavant es un actor de vieja escuela. Uno de esos artistas que accedería a sufrir, si con eso pudiera alcanzar la excelencia en su trabajo. Es generoso en sus respuestas, y a duras penas se queda quieto. Es como si tuviera que mantener su herramienta (su cuerpo) siempre alerta para cuando se requiera. Hablamos largamente de sus ideas sobre el imperio del negocio sobre el arte, sobre el oficio del actor y sobre su propio trabajo. Al final, sopló un caracol para hacerlo sonar. Es difícil apreciar su sentido del humor, cuando no se lo está viendo. Aún así, creo que resultó una conversación muy interesante.

Apichtapong Weerasethakul es un tipo bastante más contenido (no es un actor, por supuesto). Piensa bien antes de hablar, y es breve, a veces escueto. Es un personaje muy interesante, si se le mira a través de sus películas. Son muchas las preguntas que me quedaron anotadas, sin hacer, por el poco tiempo que teníamos, pero me siento muy satisfecho de haber podido conversar con él y tener registradas sus opiniones sobre la vida y el cine.

Rubén Mendoza está enamorado de los rebeldes, los distintos. En un país en el que hacer cine sigue siendo un acto de profundo romanticismo, él es y será, el último romántico. Sus métodos, sus enfoques (sus encuadres también) y en general su forma de entender su oficio, son poco convencionales. Da respuestas directas y no se guarda nada, gesto que se le agradece en un país como el nuestro, encadenado a la cortesía. Trabaja como ve, desde lo más profundo de sus entrañas, pero no es simplemente un tipo pasional. No deja nada al azar; nuestra breve entrevista es un testimonio de ello.

Espero que sepan disfrutar estas entrevistas tanto como yo, así como espero poderles tener nuevos personajes en breve, para que juntos podamos aprovecharlos. Acá seguiremos reportando, y a las dos y pico nos oiremos en Dos y Punto.

Cargando