6AM Hoy por Hoy

Darío Arizmendi

04:00h - 12:00h

Síganos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

hoy por hoy

Dirige DARCY QUINN | Lunes a viernes 11:00 A.M. - 12:00 P.M.

Sexo

¿Cómo es ser modelo webcam masculino?

"Enol" como es llamado de manera artística, es un hombre español que lleva aproximadamente 8 años siendo modelo sexual en la web.

El tema del sexo en la red cada vez es más abierto, plural e inclusivo. Sin embargo, en pleno siglo XXI sigue siendo raro encontrarse con webcamers masculinos.

Enol es su nombre artístico, es un hombre español que lleva aproximadamente 8 años en la web y hacer sexo en la internet, es un hobbie que lo llena completamente.

“Lo hago como hobbie, fundamentalmente. Enol es mi nombre artístico. Empecé por qué descubrí que existía (2009 o 2010) lo he hecho muy esporádicamente”. Es un pasatiempo pues le da mucho morbo que desconocidos lo vean y que la gente le ponga puntos de admiración.

“La primera vez que gané dinero fue el pasado verano porque me fui a vivir a Madrid y me gasté toda la plata entonces me ocupé de saber cómo convertir eso en dinero. Yo vivía con mi compañero de piso que nunca estaba por las tardes entonces lo hacía en ese tiempo. “

Algunos de sus amigos lo saben. “Es algo de lo que no me avergüenzo pero tampoco es algo que se ande contando por ahí; por eso mi familia no lo sabe”.

Lo más normal es que alrededor de 20 o 10 personas lo vean, él lo hace 3 o 4 veces a la semana en Madrid. “Hace una semana que estoy viviendo solo y pues lo he hecho un par de veces, pero quisiera hacerlo más seguido, 4 veces a la semana”

De acuerdo con Enol, no hay tenido experiencias incómodas “Pero lo más raro que recuerdo me pasó fuera del chat. Una persona me pidió que le hiciera el show en su casa. A mí me pareció bien, así que nos dimos el teléfono. Como era la primera vez que lo hacía fuera de la pantalla, estaba nervioso y quise tener ciertas garantías: no me iba a meter en casa de un tío sin conocerle de nada. Así que le dije que quedáramos en un bar cerca de su casa, pero a él le daba un poco de corte. Era un famoso. Me planteó que quedáramos en el portal de su casa y, si yo estaba cómodo, subiríamos. Al final fui directamente. Y salió muy bien. Hemos intentado quedar otras veces, pero no hemos coincidido”