¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Qué hacer con los niños en vacaciones

Las expectativas que tienen los niños de sus actividades vacacionales se traducen en preocupaciones para los padres, en tanto requieren inversión económica y de tiempo.

Las expectativas que tienen los niños de sus actividades vacacionales se traducen en preocupaciones para los padres, en tanto requieren inversión económica y de tiempo. Y aunque las vacaciones de los niños prioritariamente deben ser un tiempo de descanso, también se pueden aprovechar para realizar varias actividades en familia.

El primer consejo que dan los expertos es seleccionar bien las actividades y aprender a decirles no a algunas. Los niños deben comprender que no pueden tenerlo todo.

Norberto Bohórquez Joya, psicólogo clínico experto en familia aconseja no comprarles todo lo que quieren. Los límites son necesarios. Aprobar en exceso está lejos de darles bienestar y felicidad. Este profesional aconseja:

Recomendaciones

Divertirse en casa: en el colegio los chicos tienen todo programado. En vacaciones el descanso es válido, no tienen por qué programarle todas las horas.

La televisión: ver televisión es uno de los pasatiempos preferidos para los niños. Para el especialista, lo importante es cómo lo hacen. No se trata de abandonarlos frente a la pantalla. Es importante establecer límites en el tiempo que se pasa frente a la tv.

El computador: es un arma de doble filo. Usarla en exceso puede ser malo pero algunos de los entretenimientos que ofrece son divertidos y estimulan la creatividad de los chicos.

Cocinar recetas fáciles: es barato y puede resultar muy divertido.

Juegos de mesa: pueden ser útiles para interactuar entre hermanos, primos y vecinos.

Estimular la lectura: durante las vacaciones no se debe descuidar esta creativa e importante actividad.

Dibujar y pintar: plasman su creatividad e imaginación.

Manualidades: desarrollan sus habilidades motrices. Se pueden fabricar juguetes y máscaras que los entretienen en sus tiempos libres.

Videojuegos: permitirles jugar de una a dos horas diarias, teniendo en cuentas los límites y los juegos en los que se divierten.

Hablar con los hijos: pueden aprovecharse los fines de semana, las horas de comida, el teléfono, el whatsapp, el Skype, para mantener activa las charlas y el seguimiento con los pequeños durante sus períodos vacacionales.

Estimular a los niños dentro de las habilidades e intereses que ellos tienen: según el experto esto tiene un doble beneficio porque estimula su desarrollo y le transmite al niño que los adultos reconocen y valoran sus intereses.

Por último, salidas, paseos, actividades lúdicas, asistir a cine, teatro, bibliotecas y lo más importante, permitirles jugar.

Adicionalmente, estos tres aspectos son necesarios tener en cuenta al momento de organizar y planificar las actividades para las vacaciones:

La actividad física. Es indispensable realizar ejercicio y tener un contacto con la naturaleza, para que el niño pueda moverse, salir y no permaneceré pasivo en casa. Se pueden desarrollar en cosas muy sencillas, sin la necesidad de gastar tanto dinero: montar en bicicleta, caminar en familia, salir al parque, entre otros.

Las relaciones sociales. Aunque los niños hayan salido a vacaciones, no deben perder el contacto de seguir compartiendo con sus amigos de barrio o los compañeros de colegio. Esto permite establecer lazos de amistad.

El ámbito intelectual. Se puede aprovechar el tiempo libre para repasar y aprender cosas nuevas a diarias, pero sin saturar a los niños, para evitar el aburrimiento para conservar las energías intactas.

Los niños casi siempre elegirán lo que quieren hacer en su tiempo libre por iniciativa propia y dicha elección la desarrollarán con pasión, entrega y concentración, pero si no es capaz de decidirse por un interés hay que explorar con paciencia hasta encontrar aquella en donde sus habilidades son más notorias que en otras. ¡Cuando se imponen como actividades, las frustraciones de los padres… a veces los que resultan frustrados, son los hijos!

 

Martecomunica

Cargando