¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Las tragedias de un dolor crónico

Algunas estadísticas señalan que del 35% al 50% de la población general padece de dolor crónico. Un estudio reciente de Torrance Et Al detectó que la relevancia de dolor crónico, de cualquier origen, en la población general es del 48% .

El dolor es la causa más frecuente de consulta a un profesional de la salud. Algunas estadísticas señalan que del 35% al 50% de la población general padece de dolor crónico. Un estudio reciente de Torrance et al detectó que la relevancia de dolor crónico, de cualquier origen, en la población general es del 48%.

De acuerdo con la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor, IASP, el dolor neuropático es aquel dolor que inicia o es causado por una lesión primaria o disfunción en el sistema nervioso, el cual se divide en: sistema nervioso central (cerebro y médula espinal) y el sistema nervioso periférico (nervios periféricos, que se encuentran fuera de la médula espinal y el cerebro)y puede ser dolor crónico si dura tres meses o más o dolor agudo si tiene duración menor a tres meses.

En América Latina se estima que este tipo de dolor afecta al 2% de la población general y que el 15% de los pacientes que asisten a consulta médica por dolor, sufren de dolor neuropático.

El diagnóstico de dolor neuropático es exclusivamente clínico, y en muchas ocasiones es subjetivo, pues es el paciente quien describe los síntomas específicos con una intensidad determinada. Por esta razón, para el especialista, evaluar los casos particulares del paciente, es la base para distinguir el dolor neuropático de otros tipos de dolor.

De acuerdo con el doctor Omar Gomezese, médico anestesiólogo, especialista en dolor y cuidado paliativo, director de la clínica del dolor de la Fundación Cardiovascular en Bucaramanga: “el dolor neuropático es causado generalmente por daños en alguna parte del sistema nervioso, ya sea en los nervios periféricos, en la médula espinal o a nivel central´´.

Según el VIII Estudio de Prevalencia del Dolor Crónico en Colombia, publicado en 2014 por la Asociación Colombiana Para el Estudio del Dolor, ACED, “un 76% de la población encuestada (1583 personas – principales ciudades del país) presentó dolor con diferente duración y de cualquier causa, en los últimos 6 meses”.

Además, “el 47% mencionó haber sentido dolor por más de tres meses seguidos, lo que según la clasificación realizada por la IASP, se constituye como dolor crónico”.

El doctor Gomezese, afirmó que este tipo de dolor crónico tiene ciertas características específicas que incluyen sensación de calor, corriente eléctrica u hormigueo. Incluso indica el especialista que es un dolor que pocas veces se controla con analgésicos comunes.

De acuerdo con el experto existen muchos tipos de dolor neuropático, por ejemplo, uno de los más frecuentes en adultos mayores es la neuralgia post herpética, que corresponde al dolor en el trayecto de un nervio y generalmente el paciente lo refiere como ardor o sensación de quemadura. Para este tipo de dolor pocas veces funcionan los analgésicos convencionales y requiere un manejo más específico.

Otros tipos de dolor neuropático son las lesiones de la médula espinal en donde aquellos pacientes que han tenido traumas a nivel de la columna, o quienes tuvieron un accidente cerebrovascular, desarrollan dolores severos que son inespecíficos y de muy difícil tratamiento.

“El modelo más frecuente de dolor neuropático es aquel que es producido por una lesión en algún disco de la columna, conocido como hernia discal” aseguró el especialista en dolor. Por otro lado afirmó que los dolores lumbares, se suelen confundir porque tienen componentes neuropáticos y musculares.

Las dificultades en el diagnóstico y tratamiento del dolor neuropático constituyen un grave problema de salud debido a las características de severidad y cronicidad que afectan al paciente en su funcionalidad, calidad de vida y bienestar emocional y social.

Para finalizar el doctor Omar Gomezese indicó que “generalmente los tratamientos para este tipo de dolor son muy específicos, y lo más importante en estos casos es consultar al médico para evitar la automedicación”.

 

Origami

Cargando