¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Un recomendado para salir de la rutina

Una mezcla de historia y tendencias que ofrece nuevas experiencias a los visitantes de Suesca, Cundinamarca.

En el cada vez más turístico municipio de Suesca, Casona Quesada refina la oferta hotelera y gastronómica en unas instalaciones que evocan el pasado y ofrecen un moderno servicio.

El espíritu arrojado que debió animar al conquistador Gonzalo Jiménez de Quesada en sus travesías por este país debe ser el mismo que corre por las venas de la gente que cada semana llega a Suesca a practicar los deportes extremos que se han vuelto emblemáticos en este municipio.

Con el auge de turistas en la población, también está creciendo la infraestructura para prestar diversos servicios. En el marco de estos desarrollos, Casona Quesada se erige como una alternativa.

El hotel adoptó el nombre del fundador de Santafé de Bogotá porque el conquistador pasó varias temporadas en este pueblo, también fundado por él en 1537 sobre un antiguo asentamiento indígena.

El hospedaje se establece hoy donde posiblemente fue su casa y a donde llegó, a los 63 años (1572) cansado y decepcionado luego de una fracasada expedición por el actual departamento del Meta en busca de Eldorado. Fue una aventura muy costosa en dinero y en pérdida de vidas. Don Gonzalo vivió en un par de ocasiones en Suesca, donde seguramente encontró la paz para escribir por lo menos tres libros que se perdieron, uno de ellos llamado 'Los ratos de Suesca'.

Esa tranquilidad es la que ofrece el hotel que adoptó su nombre como homenaje a sus hazañas, y que los huéspedes pueden disfrutar en esta casa colonial, de colorido decorado.

Casona Quesada funciona en una esquina del marco de la plaza. De acuerdo con el profesor Pedro Pablo Rojas, especialista en restauración y conservación de monumentos y quien estudió el predio, a través de los siglos la casa sufrió diversas modificaciones y adiciones que son “típicas de la evolución de la arquitectura doméstica de esta parte del país”.

Con el diseño del hotel se buscó conservar algunos de los elementos de las diversas plantas construidas con los años y mantener el espíritu de casa colonial sabanera. La ubicación le ha permitido convertirse en epicentro donde confluyen turistas, deportistas, autoridades municipales y las personas interesadas en trabajar por Suesca.

A solo hora y media de Bogotá saliendo por la autopista al norte de la ciudad se encuentra Suesca y allí este lugar para quienes quieren ir a conocer las rocas de escalada, la laguna de Suesca, practicar ciclomontañismo, pasar el día, disfrutar de un delicioso almuerzo y quedarse para descansar con amigos o en familia.

Cargando