¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

María Carolina Hoyos Turbay en Mi Banda Sonora

Una mañana cargada de grandes aprendizajes. Conozca la historia de vida de esta periodista amante de la reportería y el baile.

No me gusta entrevistar funcionarios en ejercicio. Es un tema que heredé de mi antecesora Diana Montoya. Al principio, desde afuera como oyente no lo entendía, pero con el tiempo lo comprendí y agradezco ese legado.

En los cargos públicos y políticos hay gente muy interesante y si usted ha sido oyente asiduo de A vivir que son dos días, se dará cuenta que han pasado muchos personajes de ese perfil, justo en el momento en el que no están dirigiendo nada, ni haciendo parte del gobierno de turno.

María Carolina era la primera en mi lista de “funcionarios chéveres” que algún día quería tener en Mi Banda Sonora. Interesante, recorrida, experimentada, además bonita e inteligente y con una historia de esas que estremece.

Desde niña supo qué era el poder y para qué se usaba. Sus abuelos por lado y lado fueron dirigentes políticos importantes. El papá de su mamá fue el presidente de la república cuando ella era una niña de colegio. Julio César Turbay Ayala, célebre por sus corbatines y por traer a Colombia la televisión a color.

Ese señor inmenso, que dirigía los destinos de un país, para ella era el abuelo. Quien le enseñaba de historia y la tapaba en su cama de la casa presidencial.

Nidya Quintero es su abuela. Una mujer que siempre ha puesto el servicio al prójimo como su mayor ambición. Le inculcó a María Carolina que hay que vivir para servir. Esa poderosa enseñanza quedó tatuada en su alma, con cada una de las actividades de la fundación Solidaridad por Colombia que dirige doña Nidya hace más de 40 años.

Diana Turbay. No sólo es el nombre de un barrio o un colegio del distrito. Era la mamá de María Carolina. Una aguerrida periodista que aplicó constantemente las enseñanzas del servicio a la gente.

Desde el periodismo Doña Diana como le decían todos, tiró línea. Informó y opinó sin vender sus principios. El triste final de Diana Turbay es conocido por todos y hace parte de la historia reciente de Colombia.

La Grabación:

María Carolina llegó con sus hijos y con una de sus mejores amigas. Venía vestida para hacer homenaje a Prince, su artista favorito. Estábamos nerviosos, yo porque por fin estaba aquí sentada, ella porque estaba a punto de contar muchas cosas. “Traje los niños para que oigan”.

Después de invitarnos a tinto de máquina y sancocho de tienda -papitas, galletas y galguerías varias- arrancamos con la grabación.

Abusivamente, debo decirlo, me atreví a decir que ella había renunciado a su flamante puesto de viceministra general TIC, para poder aceptar la invitación a Mi Banda Sonora. Siguió la corriente y dijo “Total, esa fue una de las razones”.

La charla transcurrió tranquila, llena de momentos tristes y plagados de carcajadas interminables. Ella quiso rendir un homenaje especial a todos los seres que la han acompañado en su vida. No quería dejar por fuera a nadie. Difícil tarea que creo que cumplió.

Una mañana de fin de semana María Carolina Hoyos Turbay estuvo con nosotros en Mi Banda Sonora.

MI BANDA SONORA MARIA CAROLINA HOYOS

Upside Down-Diana Ross
Súbete a mi moto-Menudo
Pueblito Viejo-Garzón y Collazos

My Way-Frank Sinatra
Material Girl-Madonna
La Bikina-Luis Miguel
Paradise City-Guns N Roses

La Ventanita-Sergio Vargas
La Potra Zaina-Gerardo Arellano
Visa para un sueño-Juan Luis Guerra

Doce Cascabeles-Richie Ray y Bobby Cruz
Piel Canela-Andrés Cepeda
Amor de mis Amores-Agustín Lara
Prometo-Fonseca
Little Red Corvette-Prince

Cargando