Con el deporte, jóvenes en Cartagena salen de la delincuencia

Como parte del Programa, los ex pandilleros participan de actividades pedagógicas y deportivas

Uno de las problemáticas más frecuentes en el nororiente y suroriente de la ciudad, que afecta la convivencia y seguridad de todos los Cartageneros son los enfrentamientos entre jóvenes de especial atención, lo cual ha generado homicidios, lesiones personales, jóvenes en edad productiva con lesiones irreparables por armas de fuego y cortopunzantes, en medio de una lucha irracional por un territorio que es de todos, enmarcados por fronteras de odio y violencia que han cobrado la vida de adolescentes, que dejan un enorme vacío entre sus familias, y que significaban para muchas madres, padres y abuelos, perder la única esperanza de apoyo y sostenimiento en el futuro.

En este contexto, la Policía Metropolitana de Cartagena de Indias, a través del Grupo de Prevención y Educación ciudadana, realiza esfuerzos ingentes por cambiar esta dinámica social de violencia entre jóvenes, con actividades de acercamiento en los barrios y sectores con presencia de pandillas.

Un análisis pormenorizado de este fenómeno, realizado por la Seccional de Inteligencia Policial de la Metropolitana de Cartagena, identifica 24 grupos de pandillas conformados por jóvenes entre 14 a 24 años, de estos, 16 grupos aceptaron la valiosa oferta del Grupo de Prevención y Educación Ciudadana, participando del programa Jóvenes a lo Bien, vinculando a 120 de ellos en la oferta académica del Servicio Nacional de Aprendizaje SENA, en importantes cursos complementarios como estuco, piscicultura y mampostería, que les permite contar con mayores posibilidades para obtener una oferta de trabajo remunerado.

Como parte del Programa, los jóvenes en condiciones de vulnerabilidad, participan de actividades pedagógicas y deportivas. Pero uno de los aspectos más importantes, es que estos ejercicios contribuyen a la ruptura de las llamadas frontera o líneas imaginarias, que han generado conflictos entre estos jóvenes, identificando la intolerancia, como uno de los factores que propician las agresiones, que se materializan en delitos como lesiones personales y homicidios.

Los integrantes de 16 de estos grupos, participan en el Primer Torneo por la Reconciliación y La Paz, en 12 barrios de la ciudad. Un total de 152 jóvenes, tomaron la decisión acertada de dar fin a los enfrentamientos, abriendo paso a la convivencia en el interior de sus comunidades.

Con el apoyo de los líderes comunitarios, de la mano con la Policía Metropolitana de Cartagena, en los últimos tres meses se han logrado acercamientos para eliminar estas líneas imaginarias, donde el Grupo de Prevención y Educación Ciudadana brindará una intervención especial, y este Torneo por la Reconciliación y La Paz, se convierte en un gran paso en este objetivo, promover un desarrollo de estas comunidades, en un ambiente de convivencia y armonía.

Cargando