Lo que reveló el Polo en el Concejo sobre Peñalosa

Se expuso, lo que ese partido cree, es el ‘modus operandi’ para favorecer a aportantes a la campaña a la Alcaldía de Bogotá

El primer caso denunciado es el de Proscenio, el proyecto inmobiliario de 28,000 m² en el norte de Bogotá. Según el concejal Manuel Sarmiento del Polo Democrático, el grupo Chaid Neme hermanos le donó directamente 47 millones de pesos a la campaña de Enrique Peñalosa, a través de Arpro arquitectos se donaron 20 millones y Amarilo le donó 40 millones.

Según el cabildante, el alcalde Peñalosa hizo varias jugadas para beneficiar a estos constructores: El uso comercial escala zonal lo modificó a escala metropolitana, amplió el permiso para edificar de 2000 m² a 6000 m², convirtió una calle pública en un corredor comercial privado para ser explotado y les permitió construir más metros.

El Concejal concluyó, en el caso Proscenio, que el Alcalde de Bogotá elevó la rentabilidad del proyecto en 667,000 millones de pesos a favor de “cacaos” que le donaron 100 millones a su campaña a la alcaldía, ahora, la inversión se multiplicó en 6670 veces.

El concejal Sarmiento también sostuvo que hay otro negocio inmobiliario que Peñalosa quiere dejar amarrado y es un proyecto en el embalse de Tominé donde se pretende hacer una serie de construcciones que pueden terminar afectando un embalse fundamental para el río Bogotá.

La bancada del Polo también denunció lo que sucede con el parqueadero que está contiguo a la Plaza de Toros, administrado por Asosandiego, de Nayib Neme, gran amigo de Peñalosa y aportante a su campaña. El hombre también tiene el paso peatonal deprimido de la carrera décima y en febrero de 2017 dijo que le encimaron el Parque Bicentenario.

El cabildante Manuel Sarmiento también manifestó que: “Contra toda evidencia científica, Enrique Peñalosa quiere llenar la reserva Van der Hammen de edificios. Existen 50 estudios que lo contradicen, evidenciando que la propuesta es inconveniente. Han llegado al descaro de tergiversar científicos”.

También se refirieron las canchas sintéticas que se construyen en la ciudad: “60 de cada 100 metros² de la grama que se ha usado en las canchas sintéticas de Enrique Peñalosa lo proveyó Fieldturf, una empresa canadiense que está siendo investigada en Estados Unidos por fraude. ¿Saben por qué? Por vender canchas que no funcionan bien”.

Cargando