Santa Marta estremecida por varios asesinatos en menos de 12 horas

Tres muertos dejaron hechos aislados y entre las víctimas se encuentra Juan Carlos Pedrozo, director de Recursos Humanos de Daabon.

Una serie de atentados criminales paralizaron la ciudad de Santa Marta este lunes, 11 de febrero, cuando sicarios que se movilizaban en motocicleta acabaron con la vida de tres hombres en hechos aislados pero ocurridos casi que de manera simultánea.

El primer suceso dejó muerto a un conductor de transporte escolar identificado como Richard Leo Martínez Varela, que fue sorprendido por los asesinos en el barrio Nueva Colombia, cerca al sector del Once de Noviembre, cuando la víctima salía de su residencia a las 3:00 de la tarde y recibió varios disparos a quemarropa.

Richard Leo Martínez Varela quedó tendido en el suelo gravemente herido y fue auxiliado por sus familiares, que lo trasladaron hasta la sala de urgencias de la clínica Los Nogales, en donde el personal médico intentó salvarlo, sin embargo, murió.

El cuadrante de la Policía que cubre la Localidad Uno actuó de forma inmediata con un ‘Plan Candado’ y capturó al presunto asesino identificado como Jorge Rodríguez Espeleta, quien permanece en la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía a la espera que le resuelva su situación judicial.

Seguidamente, cerca de las 5:30 de la tarde, Santa Marta se conmocionó con el crimen del director de Recursos Humanos del grupo empresarial Daabon. Se trata de Juan Carlos Pedrozo, quien se encontraba en una finca de esa compañía en el sector de Quebrada Valencia, jurisdicción del corregimiento de Guachaca, zona que ha sido azotada por la violencia en los últimos meses.

La información conocida indica que Juan Carlos Pedrozo viajaba con otros tres trabajadores del grupo Daabon, en una camioneta marca Toyota de placa ELZ -128, cuando a su paso salieron hombres armados que le dispararon. El vehículo se fue a un abismo y los acompañantes del funcionario resultaron heridos, mientras que este murió debido a los impactos de bala que recibió en su cuerpo.

El tercer suceso se registró a las 7:30 de la noche en el sector de La Lucha, en donde fue asesinado Camilo Escobar, conocido como alias El Grillo, quien se ganaba la vida como voceador de pasajeros. Este crimen fue cometido por dos sujetos en motocicleta que interceptaron a la víctima y le dispararon en repetidas ocasiones.

En medio de las balas en el sector de La Lucha quedó atrapada una camioneta de la oficina de Comunicaciones de la Gobernación de Magdalena en la que viajaban dos funcionarios.

Se trata de un vehículo Nissan Frontier color blanco y de placas AWM112, asignado a Elkin Carbonó López, jefe de comunicaciones de la gobernadora Rosa Cotes, quien se acababa de bajar del vehículo mientras dejó abordo a su asistente administrativa, Yira Camargo, y al conductor. Los funcionarios resultaron ilesos pese a que la camioneta recibió cinco impactos de bala en distintas partes.

 

ALCALDE RATIFICA RECOMPENSA POR LOS PACHENCAS

Luego de estos sucesos se pronunció el alcalde de Santa Marta, Rafael Martínez, ratificando la recompensa de 300 millones de pesos que ofrecen las autoridades por Jesús María Aguirre, alias Chucho Mercancía, principal cabecilla de la banda criminal Los Pachencas, que opera desde la selva en la Sierra Nevada y a la que se atribuye bajo presunción la autoría de esos asesinatos.

“No vamos a permitir que ningún delincuente desestabilice nuestro territorio y perturbe la tranquilidad que hemos logrado mantener en la región. Vamos por los cabecillas de las bandas criminales que están delinquiendo en la ciudad. Nuestro objetivo es garantizar la seguridad de cada habitante de Santa Marta, en esos estamos empeñados”, agregó el alcalde Rafael Martínez.

 

 

Cargando