Pagadiario mueve 360.000 millones anuales en Medellín

El pagadiario es una modalidad de préstamos similar al gota a gota, pero aparentemente es más barato

Los préstamos son de cualquier monto, pero los más pobres los hacen por 200.000 o 300.000 pesos, para saldar cuentas de servicios públicos atrasadas, arriendo, el colegio de los hijos…

En estas condiciones apremiantes se arriesgan a endeudarse con intereses de un 20 por ciento mensual o más, pero muchas veces reciben duran presión sicológica y terminan, siendo víctimas de violencia.

Esta forma popular y peligrosa de financiación es más frecuente en los barrios populares que integran la Comuna 10-Centro, Comuna 1-Popular y 2-Santa Cruz, ambas en la zona nororiental de la ciudad. 

Un usuario de esta modalidad de pagadiario en el nororiente de Medellín, admite que recurre a esta modalidad de préstamos ilegales porque carece de posibilidad de créditos en el sistema bancario, y además ya está reportado en las centrales de riesgos por otros empréstitos en mora.

Afirmó que muchas veces acuden a estos créditos irregulares debido a las necesidades urgentes en las familias.

En un estudio de la Alcaldía de Medellín estimó que ese negocio ilegal, mueve al año más de $360.000 millones.

La administración municipal puso en marcha el programa Bancuadra, que permite a las familias más pobres de los barrios de la ciudad recibir créditos sin los requisitos que exige el sistema financiero, y combatir los préstamos ilegales.

Cargando