Controversia entre Gobernación de Boyacá y alcaldía de Sogamoso por basuras

Concepto jurídico tiene frenada la entrega de una obra del relleno sanitario de Sogamoso, que mitigaría el riesgo de emergencia sanitaria y ambiental.

La operadora del relleno sanitario Terrazas del Porvenir, Coservicios S.A, le pide a la gobernación que entregue obra para disponer las basuras, pero la entidad gubernamental, asegura que la alcaldía no ha querido recibirla.

Con ese argumento, la Empresa Departamental de Servicios Públicos de Boyacá (ESPB), instauró una acción de Tutela, para exigirle a la alcaldía de Sogamoso que reciba las obras del Vaso C del relleno sanitario Terrazas del Porvenir (ubicado en esa localidad), las cuales se finalizaron en septiembre del año 2018.

Y es que una interpretación jurídica tiene en dificultades la entrega de la infraestructura que aliviaría y ampliaría la capacidad de recibo de las obras del relleno sanitario, que alberga los residuos sólidos de 44 municipios.

Asegura la ESPB que legalmente, “la única entidad que puede recibir la infraestructura es la alcaldía, la cual ha sido renuente a hacerlo”, y según esta afirmación, “la empresa operadora del relleno sanitario, Coservicios S.A., quien no tendría vínculos contractuales con la ESPB, no sería legalmente la que deba recibir la obra, por tratarse de una empresa privada, y la obra se realizó con dineros públicos”, sostuvo en Caracol Radio la gerente de la Empresa Departamental de Servicios Públicos de Boyacá (ESPB), Marietha Ávila.

Pero la alcaldía de Sogamoso, insiste en que es a la operadora del relleno sanitario a la cual le deben entregar dicha estructura, situación reiterada por Coservicios S.A., aduciendo que en su calidad de propietario y operador del relleno sanitario Terrazas del Porvenir, “es la persona jurídica habilitada para la recepción de las obras por parte de la Gobernación de Boyacá-ESPB, por lo cual se encuentra en total disposición para su recibo y operación de manera inmediata”, explicó Hugo Jairo Pérez, el gerente de Coservicios S.A.

Según Ávila, la obra estaba lista para entregarse a la alcaldía en el mes de septiembre del 2018, pero no ha podido ser entregada debido a que la administración de Sogamoso “ha sido renuente a su recibo, y no ha suscrito el acta de recibo aun cuando es su obligación legal debido a que es el municipio (y no otra entidad) el vinculado al Programa Agua para la Prosperidad, Plan Departamental de Aguas (PAP-PDA) desde 2009”.

Por lo anterior, la gerente de la ESPB instauró una acción de Tutela contra la administración de la ciudad señalada, buscando que el recibo de las obras no se dilate más y entren en funcionamiento en el menor tiempo posible.

“Hay que tener en cuenta que ciudadanos de 44 municipios del departamento están viendo vulnerados una serie de derechos fundamentales (vida digna, ambiente sano, salubridad, entre otros) ante la renuencia de la administración de Sogamoso de recibir las obras del nivel C de la terraza 12 del relleno sanitario Terraza del Porvenir”, sostuvo la gerente de dicha entidad.

La obra finalizó hace más de cuatro meses y costaron alrededor de 3.500 millones de pesos provenientes del presupuesto del Gobierno departamental.

“Así mismo, en el Acta No. 66 de concertación técnica, suscrita el 6 de octubre de 2017 entre la gerencia de la ESPB, la gerencia técnica de la ESPB, el alcalde de Sogamoso y el representante legal de la Compañía de Servicios Públicos de Sogamoso (Coservicios), quedó literalmente estipulado que una vez terminadas las actividades y productos realizados en desarrollo del plan de inversiones, el alcalde de Sogamoso, como representante legal del municipio, deberá firmar el acta de recibo a satisfacción, razón por la cual jurídicamente no es posible que sea recibida por Coservicios”, mencionó Ávila.

Indicó que la ESPB, prácticamente le ha rogado a la administración, que reciba la obra que necesita el municipio: “en repetidas ocasiones, el 7 de noviembre, 13 de noviembre, 23 de noviembre, 27 de noviembre de 2018, he solicitado a la administración de Sogamoso para que se suscriba el acta con el fin de solucionar la problemática de disposición de residuos sólidos que aqueja a los 44 municipios de Boyacá, y en ninguna he recibido respuesta positiva, insisten en que la entrega es a Coservicios, y la ESPB no lo puede hacer, porque jurídicamente no es viable, entre otras cosas porque fue el municipio de Sogamoso, y no otra entidad, el que presentó el proyecto ante la ESPB, en resumen, es necesario recalcar que la facultada legalmente para el recibo de la obra es la administración de Sogamoso y no Coservicios”.

La ESPB también garantizó que las pólizas de estabilidad de dicha obra ya fueron aprobadas y que incluso la Procuraduría General de la Nación, ya hizo una visita técnica en la que se evidenció la finalización de la obra el pasado 14 de septiembre.

Según el oficio del 10 de enero de 2019, dirigido al gerente de Coservicios por la ESPB, “no es permitido entregarle una obra de infraestructura construida con recursos públicos a una empresa de servicios públicos que no hace parte de la política como participante del PAP-PDA, más si se tiene en cuenta que tanto el manual, como el plan de acción firmado por las partes el 6 de octubre de 2017, contemplan la necesidad que las obras ejecutadas sean entregadas al municipio de Sogamoso (…) Tampoco se encuentra acto administrativo suscrito con esta compañía en relación con el contrato de obra No. 001 de 15 de enero de 2018 (que dio inicio a la obra)”.

Por eso, en la tutela instaurada en el Tribunal Administrativo de Boyacá, se pretende “salvaguardar los derechos fundamentales a una vida digna, al medio ambiente sano, derecho a estar en igualdad de condiciones básica con los servicios públicos domiciliarios de los demás habitantes de Boyacá, derecho a la salubridad, y derecho a garantizar la calidad de los servicios públicos de recolección y disposición de residuos sólidos, en conexidad con los derechos a la vida en condiciones dignas y a la salud de los pobladores de los 44 municipios del departamento, que entregaban sus residuos sólidos en el relleno sanitario referido”.

Los municipios en medio del conflicto jurídico que tienen en entredicho la recepción de sus basuras son: Aquitania, Labranzagrande, Belén, Santa Rosa de Viterbo, El Cocuy, Mongua, Betéitiva, Soatá, Cuítiva, Monguí, Cerinza, Socha, Chiscas, Nobsa, Corrales, Socotá, Duitama, San Mateo, Covarachía, Susacón, El Espino, Paipa, Tasco, Firavitoba, Panqueba, Floresta, Tipacoque, Chita, Gámeza, Pesca, Jericó, Tutazá, Guacamayas, Tibasosa, Paz de Río, La Uvita, Güicán, Tópaga, Sativanorte, Boavita, Iza, Tota, Sativasur y Sogamoso.

En la acción constitucional, también se solicitó que se “ordene a la Superintendencia de Servicios Públicos, ejercer en debida forma sus acciones de vigilancia y control, frente a la operación del relleno sanitario Terrazas del porvenir de Sogamoso”.

Por su parte, la alcaldía de Sogamoso, defiende que Sogamoso no es prestador de ningún servicio público domiciliario, y que no es responsable del servicio de disposición final. Indican que la administración sólo recibiría la obra bajo una orden de la Procuraduría General de la Nación, como salvedad al procedimiento, para que a futuro, el alcalde del municipio, Sandro Néstor Condía, no sea objeto de nuevas investigaciones y sanciones disciplinarias por irregularidades en el manejo del relleno sanitario, que recordemos, tiene a este mandatario destituido e inhabilitado por 11 años (por el mismo ministerio público), en fallo de primera instancia, un proceso activo que fue apelado por el alcalde y del cual se espera el fallo de segunda instancia.

Mientras avanza el lío jurídico, Coservicios S.A reiteró que “tras agotarse progresivamente el espacio reservado en el relleno sanitarioTerrazas del Porvenir como plan de contingencia para que Sogamoso hiciera la disposición final de residuos sólidos, su capacidad remanente solo garantiza espacio para la recepción de estos durante los próximos 2 días, por eso, es urgente y prioritaria la entrega por parte de la Gobernación–ESPB del vaso C con el fin de iniciar su operación, como sitio de disposición final para los residuos de los municipios que se encuentran dentro del esquema de regionalización, a fin de mitigar los inminentes riesgos de una emergencia sanitaria y ambiental”.

El plan de contingencia estaría supeditado a que el Relleno Sanitario de Pirgua en Tunja, sostenga las basuras de estos municipios, mientras se ponen de acuerdo con los términos jurídico para recibir la obra que alivia la problemática.

Cargando