Desde hace 15 días un joven tiene incrustada una bala en su rostro

Juan Camilo Quintero, de 19 años de edad, fue confundido por un expendedor de droga en un sector de Barrancabermeja.

Juan Camilo Quintero, un joven de 19 años de edad al que le propinaron por confusión un impacto de bala el pasado 29 de diciembre en el sector de Pozo Nutria, en la vereda El Poblado en Barrancabermeja, necesita con urgencia el traslado al Hospital Universitario de Santander, HUS, pues el Hospital Regional del Magdalena Medio donde se encuentra actualmente, no cuenta con los servicios suficientes para extraer de su rostro el artefacto.

Berta Quintero, madre del joven, contó a Caracol Radio que a su hijo le dispararon porque fue confundido por un expendedor de drogas. La bala le fracturó parte de la mandíbula.

“Mi hijo fue confundido, le dispararon y el hombre está desaparecido, nunca respondió. Ahora, él necesita un traslado a Bucaramanga para que lo operen y le saquen la bala, él tiene mucho dolor. Necesitamos un traslado urgente”, insistió la madre.

Asimismo, la mujer aseguró que el traslado de Juan Camilo no se ha dado porque él solo tiene Sisbén.

 

Cargando