Alerta por déficit de lluvias en Cundinamarca

Los embalses cuentan con capacidad suficiente para enfrentar la temporada seca, sin embargo, se mantienen las alertas.

Aunque diciembre de 2018 fue uno de los meses más secos en Cundinamarca y parte de Boyacá, con tan solo un 20% de precipitaciones frente al promedio histórico, los embalses poseen reservas de agua suficiente para atender la demanda en las zonas que cuentan con sistemas de regulación.

Las reservas de agua en el territorio están de la siguiente manera: Agregado Norte (Neusa, Sisga y Tominé) con 383 millones de metros cúbicos, lo que corresponde al 46% de su capacidad total; el Sistema Chingaza cuenta con 167 millones de metros cúbicos, correspondiente al 58% de su capacidad; embalses menores del sur (Chisacá-Regadera) con 7.1 millones de metros cúbicos, lo que equivale al 70% de su capacidad total.

Vea también: Fenómeno del Niño: INS alerta sobre posibles enfermedades

Con respecto a la zona norte de la jurisdicción, el nivel de la laguna de Fúquene se encuentra por debajo de la cota, 2.539,00 metros sobre el nivel del mar, lo que es deficitario para la fecha; mientras que el embalse El Hato, ubicado en Carmen de Carupa, cuenta con 8.87 millones de metros cúbicos, lo que corresponde al 70% de su capacidad total.

Sin embargo, Néstor Franco, director de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, indicó que se deben mantener las alertas ante la posibilidad de desabastecimiento, especialmente en las zonas que no cuentan con sistemas regulados y en las provincias que históricamente han presentado escenarios de escasez del recurso hídrico, como Tequendama, Gualivá, Magdalena Centro y Alto Magdalena.

Vea también: Fenómeno del Niño produciría desabastecimiento de agua en 400 municipios

Afectaciones por incendios

En los primeros 9 días del año, la cobertura vegetal en el territorio se ha visto afectada en 67,5 hectáreas con 18 incendios presentados, que han sido controlados por los organismos de emergencia. También se observa que ya se superó el número de eventos ocurridos para este mismo mes en los años 2011, 2012, 2017 y 2018, lo cual se encuentra directamente relacionado con la temporada seca, como se pudo evidenciar en el año 2015 cuando las condiciones climáticas eran similares.

La CAR reiteró el llamado a la comunidad para hacer un uso eficiente del agua, y a las autoridades municipales para mantenerse alerta ante la posibilidad de la disminución de la oferta hídrica en algunos sectores, teniendo en cuenta que el actual periodo seco irá hasta abril o mayo aproximadamente.

Cargando