¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

152 tortugas fueron liberadas en la Escuela Naval de Cartagena

La Escuela Naval de Cadetes fue el lugar escogido por una tortuga marina Carey para anidar sus huevos

En las playas de la Escuela Naval de Cadetes “Almirante Padilla”, una a una 152 tortugas marinas Carey, conocidas científicamente como Eretmochelys imbricata, se introdujeron en las olas del mar Caribe, para iniciar una nueva vida en su hábitat natural, despedidas en medio de aplausos de los Cadetes, niños y tripulantes que laboran en la institución.

 

Esta liberación trae detrás un trabajo cuidadoso que duro 55 días, luego de que desde el pasado 10 de septiembre, la Escuela Naval de Cadetes fuera el lugar escogido por una tortuga marina Carey para anidar sus huevos.

 

La tortuga arribó al sector costero de la Escuela Naval, buscando el lugar preciso para anidar; luego de revisar cuatro puntos, el animal puso sus huevos en la orilla.

 

El personal que integra la academia naval y universidad marítima colombiana, en procura de la protección de especies en vía de extinción, acordonaron la zona y señalizaron como área de protección animal.

 

Con el acompañamiento de un funcionario de Parques Naturales se realizó la verificación del lugar y el conteo de los huevos, para un total de 160. El nido estuvo todo el tiempo protegido por una malla que los Cadetes estudiantes de Oceanografía, construyeron.

 

Es así como finalmente la tarde de este martes 6 de Noviembre, estuvo llena de felicidad para los Cadetes de la institución, quienes anunciaron la gran noticia de que 152 huevos habían eclosionado. Para todos los presentes fue una experiencia maravillosa.

 

Biólogos de Parques Naturales Nacionales de Colombia, verificaron el estado de las tortugas, las cuales se trasladaron a un lugar seguro donde permanecieron hasta el día de hoy, cuando finalmente los cadetes pueden decir dichosos, que dentro de su formación como futuros hombres y mujeres de mar hicieron parte de la conservación de una especie crítica en vía de extinción.

 

“Hoy se liberan a estas pequeñas, con toda la esperanza de que por lo menos la mayoría logre sobrevivir y llegar a su ciclo de adulto, y que tal vez por obra del destino lleguen a desovar nuevamente a la Escuela Naval, donde seguramente habrá otro grupo de cadetes que al igual que este se encuentren completamente dispuestos a dedicar su esfuerzo al cuidado del medio ambiente, representando no solamente el compromiso de la universidad marítima de Colombia, sino de la Armada Nacional hacia la protección de los recursos marinos, sino también a la fauna y flora del mar que representa un valor inigualable para todos los colombianos”, expresó el Contralmirante Francisco Cubides Granados Director de la Escuela Naval.

Cargando