¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

No para el desplazamiento de campesinos en el bajo Cauca

En los primeros ocho días de noviembre han salido 26 personas, seis de Tarazá

Las familias que habitan la subregión del bajo Cuaca continúan abandonado sus territorios por amenazas o miedo a las confrontaciones armadas entre bandas ilegales. Durante el año 2018, han salido desplazadas cuatro mil 648 personas de esa zona y han llegado a la ciudad de Medellín.

La situación más preocupante continúa reportándose en el municipio de Tarazá, de allí, dos mil 897 personas han tenido que abandonar sus tierras y se han asentado en la capital antioqueña. Cáceres ocupa el segundo lugar con 848. Estas cifras son los casos reportados, porque ante el ministerio público, pero se estima que el subregistro puede ser superior. Los factores siguen siendo los mismos que han denunciado defensores de derechos humanos en los últimos meses en esa zona de Antioquia.

Los combates, el peligro y el temor a que alguno de sus miembros sea reclutado, esto hace que se desplazasen y dentro ese grupo también están los que reciben amenazas directas”, dijo Mario Montoya, Personero (E) DE Medellín.

Esta situación fue corroborada por la directora de la unidad de víctimas de Medellín, Laura Hernández en el programa Medellín Hoy Por Hoy de caracol Radio.

Es duro decirlo, pero la verdad es una recepción constante de esta región del bajo Cauca la que más nos tiene en alerta”, explicó la funcionaria.

Solo en los primeros ocho días del mes de noviembre, se reportan 26 personas, desplazadas del bajo Cauca, seis de ellas de Tarazá, según cifras entregadas por la personería de Medellín.

Cargando