¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Cuarentena por aftosa se extenderá por lo menos hasta noviembre en Boyacá

Además anunció que desde ya asegurarán la compensación económica a los ganaderos afectados en esta Sogamoso.

Continúan las medidas de control, y el segundo ciclo de vacunación contra la fiebre aftosa en los departamentos de Boyacá y Cesar, con el fin de aumentar la protección en los animales y minimizar el riesgo de transmisión viral.

Las restricciones sanitarias y prohibiciones en el gremio ganadero se intensificarán en Boyacá, por lo menos hasta el mes de noviembre. Dentro de las condiciones están las prohibiciones de la salida de carne fresca, leche cruda y los productos elaborados a base de ésta en Sogamoso, y se restringe la salida de otros productos derivados de animales susceptibles a fiebre aftosa, según su nivel de riesgo.

El Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, explicó que la planta de sacrificio levantará la cuarentena el día 15 de octubre de 2018. Desde ese momento sólo se va a permitir la movilización de animales hacia la planta de beneficio de la ciudad.

“Los animales que van a esta planta de beneficio, tienen un riesgo diferente, porque estos animales mueren y si están infectado e problema terminaría. La dificultad son los animales que van a para ferias y plazas, porque terminan comercializándose y llegando a otros lugares, con el peligro que si están con el virus, expandan la enfermedad”, manifestó Mario Peña, director de Sanidad Animal del ICA.

Aseguró que “la cuarentena en Sogamoso va a demorar 30 días después del último animal sacrificado enfermo, es decir por lo menos hasta el 6 de noviembre se mantendrá la medida, si todo en el contexto sigue en buena forma en términos de sanidad”.

 

Habrá compensación a ganaderos afectados
De otro lado el Instituto continúa con la compensación económica a ganaderos afectados por el brote de fiebre aftosa presentado en tres sitios del país, en junio y julio del 2017, y aseguró que harán lo propio con los perjudicados con este nuevo brote en el segundo semestre del 2018, pero bajo condiciones.

“Nosotros contemplamos la compensación para los animales que se sacrifican, ese es nuestro mandato para la producción primaria, y efectivamente al dueño del predio se le va a compensar el ganado sacrificado. Esta compensación no va para otros actores de la cadena cárnica”, sostuvo Peña.

A la fecha, el Instituto ha compensado a 37 de los 57 ganaderos afectados en el 2017, por un valor $2.574.3 millones de pesos.

Por su parte el Ministerio de Agricultura indicó que es necesario mantener la zona de contención hasta tanto se haga un análisis detallado de la nueva situación sanitaria con expertos internacionales del Centro Panamericano de Fiebre Aftosa (Panaftosa).

Cargando