¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Termine el día bien informado con las 5 de CaracolLas noticias más importantes del día en Caracol Radio

Lote de Space está convertido en un elefante que nadie quiere comprar

Pese a todas las gestiones no se consigue comprador para el terreno donde estuvo ese condominio.

Cinco años después de que en Medellín se viniera abajo, no solo una torre del edificio Space sino la reputación de la construcción en la ciudad, no ha sido posible vender el lote donde anteriormente estaba esa mole de 162 apartamentos, en donde además murieron 12 personas por el desplome de la torre 6 del condominio, el 12 de octubre de 2013.

El liquidador de Space, Marco Tulio Zapata, explicó que en un principio la fiduciaria autorizó la venta del predio como patrimonio autónomo con la única condición que los 32 copropietarios, que aún quedaban pendientes por devolverles el dinero, estuvieran de acuerdo. Sin embargo, uno de ellos se opuso y ahí quedó el proceso de venta por medio de esa figura.

Con esto, la Superintendencia de Industria y Comercio entregó registro en el que hoy figuran como propietarios del lote quienes a la fecha no han recibido el dinero de reparación.

Estos afectados no obtuvieron, como los demás, el dinero de reposición de sus aportes, porque la sociedad a cargo del proyecto destinó el patrimonio que tenían destinado para ese efecto en los subsidios de habitabilidad, con lo cual agotó en estas transacciones los cerca de 25 mil millones que dispuso para entregar las indemnizaciones.

Se vende lote

Ahora, el agente liquidador Marco Tulio Zapata ha buscado el mecanismo para la venta del lote que a su juicio se ha convertido en un elefante que nadie quiere adquirir. Inclusive, ha entablado conversaciones con el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, para que compre el terreno y lo destine a zonas verdes, a un parque, pero hasta hoy no ha recibido ninguna respuesta oficial.

“Hemos buscado que el municipio de Medellín y gremios como Camacol y empresas constructoras tratemos de montar una sociedad que permita construir; destinar ese lote para zona verde, por ejemplo, dado que el alcalde ha mostrado interés en incentivar las zonas verdes. He tenido contactos para eso, hasta ahora no he tenido respuesta, el lote es un elefante que no sé qué vamos hacer con él, porque al tener tantas personas como dueñosla dificultad de la venta es mayúscula”, aseguróCaracol Radio el liquidador Marco Tulio Zapata.

Terreno sin riesgos

El lote tiene un valor de 10 mil 800 millones de pesos; el metro cuadrado en un millón de pesos, y según el liquidador, quien lo adquiera tendrá una utilidad importante, si se tiene en cuenta que mantiene el avalúo de hace cuatro años.

“Si van cinco años del proceso que apenas está culminando, la Superintendencia hizo lo que le correspondió que es adjudicar el edificio y ya quedará que alguien lidere la venta”, añadió el liquidador, que esta misma semana entregará su reporte final.

En el ambiente, según el liquidador, quedó la sensación de que el terreno es inestable y cualquier estructura que se levante podría colapsar; sin embargo, esto no es cierto y aunque el fantasma de la tragedia ronden el lugar, el terreno es firme y sin dificultades.

“Este lote estuvo muy estigmatizado con la parte mediática, y los constructores creen que meterse en ese proyecto puede tener repercusiones negativas pero la realidad es que la tierra y los suelos no tiene ningún tipo de problema”, concluyó el señor Zapata, sobre las características de ese terreno donde una vez estuvo el condominio Space.

Cargando