¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Lo condenan a 37 años de prisión por asesinar a su expareja

Después del crimen, el agresor habría creado un falso perfil de la víctima en redes sociales para despistar a investigadores.

Por solicitud de la Fiscalía General de la Nación, un Juzgado Penal del Circuito de Medellín declaró culpable a Jorge Eliécer Laforís Aguas, de 48 años de edad, por el homicidio agravado de su excompañera sentimental Dina Merary Cortés Fonseca, de 27 años, y lo sentenció a 37 años de prisión.-

Según la Fiscalía, “los hechos investigados se iniciaron el 14 noviembre de 2010, cuando las autoridades hallaron un cadáver de sexo femenino en zona rural del corregimiento San Cristóbal, de Medellín.La víctima, sin identificar, fue encontrada en una quebrada y tenía heridas por arma blanca en el cuello y un golpe con objeto contundente en la cabeza”.

Añadió que “la identificación de la mujer se logró varios días después porque sus familiares denunciaron su desaparición en Bogotá y mediante un mecanismo de búsqueda urgente, los investigadores del Cuerpo Técnico de Investigación ubicaron el cadáver en la morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses”.

Hallazgos

Los investigadores establecieron que Cortés Fonseca salió de Bogotá el 13 de noviembre de 2010, al parecer a una cita con el agresor, quien la invitó a conocer a sus padres y para compartirle un dinero que había conseguido. También hallaron que la pareja había terminado su relación afectiva desde septiembre del mismo año y a partir de ese momento el hombre comenzó a asediar a la mujer.

“Días después de la desaparición de la víctima, el procesado Laforís Aguas, actualmente prófugo de la justicia, suministró a su familia diferentes y contradictorias versiones sobre su posible paradero”, destacó la Fiscalía.

Para desorientar

Los investigadores también descubrieron que estando desaparecida la mujer, alguien creó un cuenta ficticia en las redes sociales a su nombre, cuenta diferente a la usada por ella, y en el perfil mencionaba que estaba en la ciudad de Pereira, Risaralda.

En la cuenta también se registraba que su desaparición era voluntaria y que estaba motivada por supuestos desacuerdos con su madre. Para reforzar la teoría de que aún estaba viva, se usaron fotos de sus hijas en el falso perfil.

La Fiscalía también comprobó que después de la muerte de Dina Merary, alguien se hizo pasar por ella y consignó algunos dineros para la manutención de sus hijos. Las consignaciones se hicieron desde la capital de Risaralda, lugar visitado frecuentemente por el sentenciado con fines laborales”.

La decisión de primera instancia fue apelada por la defensa ante la Sala Penal del Tribunal Superior de Medellín; entre tanto Laforís Aguas continúa prófugo de la justicia.

Cargando