¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Desde la Sierra Nevada, café orgánico con sabor indígena

La Cooperativa Cafetera de la Costa, Caficosta, agrupa a cientos de familias productoras del macizo montañoso que exportan su café al exterior.

El café de la Sierra Nevada de Santa Marta es muy particular; tiene mano de obra indígena y un cruce de sabores singular, gracias a que en esa zona montañosa y costera se cultiva el grano entre selvas, bosques y páramos que ofrecen sombras de árboles nativos a las plantaciones, lo cual genera características especiales en ese producto como un buen tamaño, aromas más pronunciados y mínima acidez.

A esas ventajas naturales se suma el aporte que cerca de 15,000 indígenas hacen a la caficultura, actividad que han adoptado como parte de sus labores diarias y la cual fortalecen con sus saberes ancestrales y respeto por la naturaleza.

Es por ello que el café de la Sierra Nevada de Santa Marta genera gran interés en los compradores de diferentes continentes del mundo y permite que el departamento de Magdalena envíe 13 mil toneladas de ese producto a diferentes países, ocupando un lugar especial en los mercados internacionales, según datos que maneja la Federación Nacional de Cafeteros.

Lea también: Villa Loyola, café de Nariño con sabor celestial

Gran parte del café que sale de la región Caribe hacia el exterior lo aportan productores vinculados a la Cooperativa Cafetera de la Costa, Caficosta, la cual cuenta con 2.600 familias encargadas de cultivar este producto con alta calidad bajo procesos orgánicos, es decir, libre de químicos.

Actualmente esta cooperativa, primera en la región Caribe, busca obtener el sello de ‘garantía de compra’, un reconocimiento que entrega la Federación Nacional de Cafeteros a los más impecables procesos de producción del grano y sus derivados.

“La garantía de compra consiste en estar lo más cercano a los cultivadores, brindando total garantía por la prestación de este servicio, porque los productores son quienes garantiza con su trabajo que el café mantenga su calidad y mejore su estándar de tasa. Después de esto se continúan con los procesos industriales que le da una buena tostión y un manejo técnico”, relató Juan Carlos García, gerente de Caficosta”.

El trabajo que lidera Caficosta ha permitido llevar el café de la Sierra Nevada de Santa Marta y las Serranías del Perijá y San Lucas a mercados de Norteamérica, Canadá, Europa y el Oriente Asiático, donde se posiciona como una de las cooperativas con mayor proyección.

“Tenemos a Estados Unidos como principal comprador de café verde, de igual manera están tras la búsqueda de la venta de café tostado en diferentes puntos de Norte América, estamos registrados en páginas como wolmark y Amazon, por lo que continuamos con esta tarea de posicionamiento”, agregó Juan Carlos García.

Dentro de las acciones de mejoramiento, en la actualidad esta cooperativa designó para cada punto de cultivos a un ingeniero agrónomo, 18 en total, para garantizar la calidad y alcanzar uno de los objetivos del presente año que es pasar de exporta 6.5 millones de kilos hasta llegar a los 7 millones de kilos, cifra que resulta ser de gran aporte a todo el proceso de exportación de la Región Caribe.

La Federación de Cafeteros está realizando un trabajo de acompañamiento muy importante a los productores de café, por medio del cual se ha logrado un impulso valioso en el exterior, proceso en el cual también respalda a Caficosta.

“Todos los mercados de Europa, Estados Unidos y Japón quieren el café de la Sierra Nevada de Santa Marta, especialmente por la tasa. Hace 20 años nos acercamos mucho en el mercado japonés, luego exploramos otros mercados como Canadá y Estados Unidos. Además tenemos de otros países que usan nuestro café para hacer expresos, en Italia están valorando este café para producir bebidas que tienen una composición especial o marcas importantes que nos compran para utilizar”, indicó Édgar Ramírez, director del Comité de Cafeteros en el Magdalena.

Además destacó que el excelente trabajo que realizan los productores y demás interventores en el proceso, permite que el 95 por ciento del café que se cosecha en la Sierra Nevada de Santa Marta se exporta a diferentes continentes.

Cargando