SIC busca ponerle ‘tatequieto’ a aerolíneas con plataforma de denuncia

Desde octubre se reforzará el seguimiento a las quejas de los usuarios del transporte aéreo.

Colprensa

La Aeronáutica Civil y la Superintendencia de Industria y Comercio anunciaron este miércoles una alianza estratégica para beneficiar a los usuarios del transporte aéreo.

La medida, comenzará a regir de manera gradual desde el próximo primero de octubre e incluye a todas las aerolíneas comerciales que ofrecen vuelos nacionales (Avianca, Latam, Viva Air, EasyFly, Satena, Copa Airlines, ADA), que se sumaron de manera voluntaria. A través de la plataforma tecnológica SIC Facilita, unificar y agilizar el trámite de quejas y reclamos de los usuarios del sector aéreo.

Juan Carlos Salazar, Director de la Aeronáutica Civil, dijo que “al unificar los trámites y las quejas se beneficiarán los usuarios y se facilitarán sus procesos de conciliación con las aerolíneas. En caso de que la conciliación no prospere y se pase a una demanda, hay que recordar que la SIC tiene también funciones jurisdiccionales”.

Entre tanto, Pablo Felipe Robledo, Superintendente de Industria y Comercio, dijo que “SIC Facilita es un aplicativo que lleva más de 3 años ayudando a que los colombianos puedan solucionar sus problemas particulares como consumidores y a que los proveedores puedan arreglarle a los consumidores de una forma más eficiente, con la ventaja de tener a la SIC como facilitadora del trámite”, enfatiza el Superintendente.

La Superintendencia agregó que las empresas del sector aeronáutico serán siempre la primera opción para que los consumidores presenten sus reclamos. SIC facilita no pretende reemplazar los canales de atención de estas empresas, lo que hará es optimizar los tiempos de consumidores y proveedores en el efectivo ejercicio de los derechos de ellos mismos.

Si el usuario de transporte aéreo lo que busca no es la conciliación de su caso sino una actuación administrativa en contra de la aerolínea que le prestó el servicio, el proceso lo seguirá adelantando la Aeronáutica Civil, encargada de vigilar el cumplimiento de las empresas en cuanto a los derechos y deberes de los usuarios.

En 2016, la Aeronáutica Civil impuso sanciones a las aerolíneas por cerca de $3.000 millones, en 2017 por $5.994 millones y entre enero y agosto de este año la cifra llegó a $3.970 millones.

Por las normas de la Aeronáutica Civil en defensa de los usuarios del sector aéreo, entre enero y julio de 2018 las aerolíneas entregaron en compensaciones más de $53.000 millones.