Campesinos de Tarazá responden al gobierno de Antioquia

Dicen que el desplazamiento no se debe en oposición a la erradicación de cultivos ilícitos.

La Asociación de Campesinos del Bajo Cauca expresó su malestar con la secretaria de Gobierno de Antioquia, Victoria Eugenia Ramírez, debido a las declaraciones que habría dado la funcionaria según las cuales el desplazamiento de los campesinos en Tarazá se desató para oponerse a la erradicación de cultivos ilícitos.

“Hay un conflicto por los cultivos de coca, además se está creando un desazón para desestabilizar el gobierno, para que no hagamos la erradicación forzosa”, fueron las declaraciones que la secretaria Ramírez Vélez.

Mediante carta al Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, la asociación radicó la queja formal por este hecho, que, en criterio de la organización, los pone en mayor riesgo ante los grupos armados ilegales que se disputan el territorio, pero también le piden al gobierno local y nacional, reconocer el conflicto que hay en la zona del bajo Cauca.

“Lo que pasa es que desde el año pasado ha habido un conflicto entre dos bandos que ni el mismo gobierno ha sido capaz de controlar; entonces, quieren maquillar eso con el tema del campesinado, pero no aceptan ni reconocen que el desplazamiento masivo es por falta de seguridad en los territorios, no hay garantías para los campesinos y no es porque supuestamente nos oponemos al erradicación forzosa”, explicó William Muñoz, presidente de Asobac.

Añadió que los campesinos están comprometidos con el programa de sustitución de cultivos ilícitos, que desde el año pasado están en él y no pretenden abandonarlo, pero también pidió que les cumplan los compromisos de ayudas para continuar con el proceso.

También recalcó que al bajo Cauca el Estado no solo se debe llegar con fusiles y hombres armados, que también se debe llegar con oportunidades, porque están abandonados y la pobreza es extrema.

En cuanto a los campesinos desplazados, aseguró que no regresarán a los territorios mientras no se garantice una seguridad definitiva.

“Para qué volver uno por allá, si le toca regresar a los ocho días o de pronto perder la vida en el intento; entonces, si no hay garantías para que volver al territorio”, puntualizó el señor Muñoz.

En la carta también ponen de manifiesto que la muerte de los líderes sociales se debe a que están comprometidos con la paz en los territorios, situación que los ha dejado a merced de los grupos armados ilegales.